Boxeo

Suspender a Ortiz sería una gran injusticia, afirma el manager del cubano

LUIS ORTIZ pretende volver al ring a principios del 2018.
LUIS ORTIZ pretende volver al ring a principios del 2018.

A punto de concluir la última ronda de pruebas ordenadas por el Consejo Mundial del Boxeo para verificar el estado de su salud, Luis Ortiz sigue entrenando con la vista puesta en algún choque para la primera mitad del 2018 por encima de cualquier dificultad que pueda surgir.

El boxeador cubano no ha sido suspendido por el CMB ni sacado de sus clasificaciones y su equipo de trabajo espera que pueda medirse a Deontay Wilder luego de que este finalice su choque del 4 de noviembre contra Bermane Stiverne, quien pasó a ocupar el lugar de Ortiz en la cartelera.


"Aquí no se ha mencionado jamás la palabra suspensión por parte del Consejo'', expresó Jay Jiménez, manager de Ortiz. "Se ha probado claramente que Luis estaba bajo prescripción médica y VADA en ningún momento ha hablado de dopaje. No vemos por qué deba detenerse su carrera''.

Sin embargo, la Asociación Mundial si se ha manifestado en términos de suspender a Ortiz durante un período de tiempo y sacarlo de sus rankings al cubano, lo que pone fin a sus intenciones de medirse al campeón del organismo, Anthony Joshua.

El gigante inglés tiene previsto medirse este sábado al francés Carlos Takam en una cita que despierta poco interés, muy distinto a un potencial encuentro con Ortiz, quien hasta poco era considerado el retador obligatorio.


"Nuestros abogados le han enviado las pruebas médicas de Luis a la AMB, y todo lo referente al caso, de la manera en que lo ha tratado el CMB'', agregó Jiménez. "Sería muy injusto que la AMB tome una decisión tan drástica con nuestro boxeador''.

Ortiz falló una prueba de la Asociación Voluntaria Antidopaje (VADA) al dar positivo a los diuréticos Clorotiazida e Hidroclorotiazida, contenidos en el medicamento Losartán y que se utilizan para permitir una mejor circulación sanguínea y el corazón trabaje con más eficiencia, empleado mucho por pacientes con Diabetes.

A Ortiz se le tomó una muestra de orina el 22 de septiembre y el resultado recordó lo sucedido en el 2014, cuando el cubano falló entonces otra prueba de dopaje que le costó varios meses de suspensión.


En esa ocasión, a Ortiz se le castigó con ocho meses de suspensión y se le retiró la faja interina que había ganado ante Lateef Kayode en Las Vegas por dar positivo a Nandrolona, una de las sustancias más viejas en el catálogo del dopaje.

"Nosotros vamos a seguir adelante y si no es por la AMB, pues trabajaremos con los otros organismos'', recalcó Jiménez. "Nada más estén los resultados finales de las pruebas médicas, comenzaremos a trabajar en la próxima pelea''.

  Comentarios