Boxeo

A Rigondeaux no se le puede descalificar por una mala noche, responde técnico cubano

PEDRO DIAZ con su entrenador asistente Yordanis Despaigne (I), durante una sesión de sparrings en el Tropical Park.
PEDRO DIAZ con su entrenador asistente Yordanis Despaigne (I), durante una sesión de sparrings en el Tropical Park.

Pedro Díaz entiende que llegó el momento de pasar página. Aunque acepta algunas críticas y comentarios, el prestigioso entrenador afirma que todavía queda mucho para Guillermo Rigondeaux, quien siempre será para él y por encima de cualquier consideración, un gran rey del boxeo.

Por estos días el técnico cubano se encuentra en México para llevar adelante en Mérida una velada con un grupo de púgiles asentados en Miami, pero espera con calma el momento en que Rigondeaux vuelva a plantar su bandera entre los mejores de su peso natural y borre, en parte, su aciaga derrota de diciembre pasado frente a Vasyl Lomachenko.

Sincero y directo, Díaz abre las puertas del gimnasio del Tropical Park para todos los entrenadores y boxeadores de Miami, porque cree firmemente que la política de tender puentes y manos será mucho mejor que estar divididos y alejados.

Te llevas unos cuantos muchachos de Miami a México, y no es primera vez.

"Siempre estamos trabajando duro por el desarrollo del boxeo. Esta es nuestra tercera en México, pero estamos preparando proyectos con Brasil y pensamos pronto hacer otras carteleras en Miami''.

Hay chicos prometedores como Leider Peña, Tyron Spoong, Alexis Angulo…

"Alexis tiene 22 triunfos con 19 nocauts, se acerca a un título grande, y con todos los demás vamos trabajando con calma pero seguros. Nosotros trabajamos todos los días, y todos los miércoles y sábados hacemos sparrings con otros boxeadores de otros entrenadores, para los cuales siempre tenemos las puertas abiertas''.

Entonces, el gimnasio del Tropical Park es como una cumbre del boxeo en Miami.

"Todo lo hacemos a favor del boxeo, y pensamos que lo más importante es la historia de los boxeadores y no querer calificar a un boxeador por una pelea. Un día malo lo tiene cualquiera, una lesión la tiene cualquiera. Hay que saber calificar al boxeador por la historia que ha tenido, respetar su trayectoria''.


 

Estás hablando de Rigondeaux, ¿todo bien con él?

"No tengo problema de ningún tipo ni con Rigo, ni con su familia, ni con el equipo de Rigo. El está viniendo, está entrenando, se está insertando nuevamente en el régimen de trabajo y esperamos cosas buenas de él''.

¿Tienes alguna idea de un posible regreso?

"Eso se lo dejo a su manager y a sus promotores, solo recalco que Rigo para nosotros, para Mundo Boxing y para Pedro Díaz, el siempre va a hacer un gran campeón, lo importante es su historia. Los que lo han querido evaluar por una pelea, eso es una historia de cada cual. Nosotros nos referimos a que es un gran guerrero que ha dado muchas alegrías''.

¿Sientes que se ha sido muy duro con él?

"Es como un jonronero, a veces se poncha en el noveno y con dos outs y las bases llenas, y no por eso lo vas a descalificar. A veces una estrella del basquetbol falla un tiro al aro en el último minuto y por eso no lo vas a descalificar. La crítica es parte del negocio, no fue una gran noche de Rigo, pero él va a regresar. El amor de nosotros siempre lo va a tener, y para nosotros siempre va a ser un campeón. Siempre''.


 

¿Crees que la afición no ha sido justa?

"La fanaticada tiene su criterio y hay que respetarlo. Ahora, yo sí les digo a los entrenadores…la ética entre entrenadores hay que respetarla, y recuerden que yo vengo de Cuba, de más de 15 años en el equipo nacional y conozco aquí a todos los entrenadores, muy bien. Eso está claro. Soy incapaz de decir cualquier cosa que pueda afectar a un entrenador o un boxeador''.

¿Te ha molestado alguna crítica?

"Es importante la crítica, sin ella no hay desarrollo. Y para aquellos que decían que 'si Mundo Boxing y su página estaban escondidos', nunca nos hemos escondido. Seguimos trabajando y más fuertes que nunca. Vamos a seguir y sin tanta payasería, sin tanto cuento, sin querer denigrar a otros boxeadores y entrenadores. Y seguimos caminando por la sombrita''.

  Comentarios