Boxeo

No te levantes del asiento. Pelean dos guerreros mexicanos con alto poder de fuego

Por favor, no se levanten de sus asientos. La pelea entre Miguel Berchelt y Mickey Román promete tanta acción y drama que desde ya pueden incluirla entre las candidatas a mejor de la temporada. México vs. México y el entretenimiento viene incluido.

El “Alacrán’’ Berchelt realizará por ESPN+ la quinta defensa de su faja del Consejo Mundial (CMB) ante un Román que ha intentanto en varias ocasiones convertirse en titular mundial sin haber tocado el cielo del boxeo. Esta puede ser la última y eso lo hace más peligroso.

Desde que Vasyl Lomachenko decidiera ascender a las 130 libras, Berchelt ha surgido como el hombre grande de la división. El otro que podría disputarle ese reconocimiento sería Gervonta Davis, pero este talentoso boxeador crea tantos cintillos dentro como fuera del ring por su dudoso comportamiento social.

Durante mucho tiempo Berchelt era conocido por el público de su tierra. Incesante en sus ataques, su gran momento llegó en el 2017 cuando en la pantalla de HBO conquistó la faja mundial ante el siempre peligroso Francisco Vargas y luego la defendió ante el japonés Takashi Miura.

Pero en Román encontrará al más complicado de sus oponentes. No se dejen engañar por las 12 derrotas en su récord. Con 72 peleas y 47 triunfos por nocaut, este veterano de 32 años parece estar peleando desde el principio de los tiempos. Lo ha visto todo y enfrentado a todos.

Sus últimos cuatro éxitos han llegado por la vía del nocaut, incluido uno contra Orlando Salido, lo que no es poca cosa. A Román nada ni nadie le asusta y sus palabras contra Berchelt han sido fuertes, casi hirientes. Le acusó de huirle y ahora la pelea está aquí.

Berchelt (34-1, 30 KO) parece estar en un momento dulce, haber entrado en una mayoría de edad como boxeador y, sin duda, es el favorito de la noche. No le teme a la riña de salón, pero sabe utilizar bien las combinaciones, los movimientos de piernas. Dentro de su ataque hay cierta lógica.


Román (60-12, 47 KO) es el ataque por el ataque, el ataque como sistema de defensa, el ataque para insuflar miedo y destruir espíritus. Vendrá con todo, sin dejar nada en reserva y mucho del resultado dependerá de la capacidad de Berchelt para capear el temporal inicial y prolongar este asunto. Mientras más largo, mejor para el campeón.

De esta conflagración de voluntades y golpes nace el total convencimiento de que este combate posee todo los ingredientes para hacer de la noche en El Paso, Texas, una jornada memorable. México vs. México. Qué más se puede pedir’’.

  Comentarios