Boxeo

Oficial: regreso de Lara en agosto es contra un Álvarez que no es Canelo, pero tampoco tan Inocente

No se trata del Canelo, pero es lo más cercano. Al menos lleva su misma sangre. Erislandy Lara enfrentará el 31 de agosto a Ramón “Inocente’’ Álvarez como parte de la programación veraniega de Premier Boxing Champions.

Todavía no se ha anunciado el sitio, pero se presume que será en el Barclays Center, donde Lara es conocido y realizó su última pelea contra el argentino Brian Castaño, una de las mejores en lo que va de la actual temporada.

Ya el propio Lara había apuntado a la posibilidad de este encuentro, al comentar en exlcusiva con El Nuevo Herald durante una velada efectuada en el Miccosukee Resort and Gaming.

“Supuestamente peleo el 31 de agosto contra el hermano del Canelo’’, expresó Lara durante la cartelera en que combatió su amigo Joahnys Argilagos. “Yo no sé cómo se llama, pero sé que es un Álvarez. Así que pronto arrancamos el entrenamiento para esa pelea’’.

Ahora no cabe duda de que el Inocente enfrentará al cubano en una especie de respiro en comparación contra los úlitmos dos combates del cubano, quien cedió su faja de las 154 libras ante Jarrett Hurd en abril del 2018 y empató en marzo de este año con Brian Castaño.

El choque contra Hurd fue elegido el mejor de la pasada temporada, mientras que el escenificado con Castaño estuvo igualmente lleno de acción durante 12 asaltos.

Tanto en el de Hurd como el de Castaño existieron implicaciones titulares, algo que no debe ocurrir ahora en este próximo encuentro, pero al menos Lara espera sacar algo de esta siguiente cita.

“Significa mucho, porque así tal vez se aproxime la revancha, si Dios quiere’’, agregó Lara, quien se refirió a su pelea de julio del 2014 contra El Canelo Álvarez, uno de los mejores boxeadores de los últimos tiempos y el rey de la taquilla.

Aquel choque contra Canelo –ganado por el mexicano por decisión dividida- dejó una estela de controversia y no son pocos los que vieron ganar al cubano, entonces en su pico deportivo.

Unos meses más tarde, Lara conquistó una faja de la Asociación Mundial en las 154 libras al superar a Ishe Smith y la mantuvo hasta cederla por un punto ante Hurd.


Álvarez, por su parte, ascendía en prominencia y hoy es la estrella de DAZN al firmar un pacto de $365 millones al enfrentarse a figuras cimeras como Gennady Golovkin –dos veces- y Daniel Jacobs.

Una revancha entre Canelo y Lara no sería algo cercano, porque el mexicano tiene la vista puesta en el cetro de Demetrius Andrade en las 160 libras y luego, es lo que se presume, una tercera entrega con Golovkin dentro de los confines de DAZN.

Pero ver encima de un ring a Lara y uno de los Álvarez desempolvaría viejos recuerdos y atraería la atención del público, elementos que no son nada inocentes para vender una pelea por estos tiempos.

  Comentarios