Boxeo

¿Por qué demoran tanto en anunciar la pelea de Yuniel Dorticós? Es algo que escapa al cubano

Dos de las tres finales de la Súper Serie Mundial del Boxeo ya tiene fecha y lugar. Solo falta por determinar la que más importa en Miami, porque muchos quieren saber cuándo regresa al cuadrilátero el Doctor del Nocaut, Yuniel Dorticós, para enfrentar a Mairis Briedis.

Se sabe que Regis Prograis se medirá el 26 de octubre en Londres a Josh Taylor por la corona de las 140 libras; mientras que Naoya Inoue se perfila como favorito para ganarle a Nonito Donaire en el choque decisivo de las 118 libras el 7 de noviembre en Saitama, Japón.

Entonces, ¿qué demora el anuncio oficial del combate entre Dorticós y Briedis?

“Desafortunadamente, hay una demanda pendiente de la pelea anterior de Briedis y mientras eso no se resuelva, seguimos esperando’’, expresó Luis De Cubas, ejecutivo de la promotora Warriors. “Sí estamos completamente seguros de que ese encuentro se va a dar’’.

Habría que recordar lo sucedido en las semifinales de junio, cuando la OMB confirmó que Briedis había cometido una violación intencional que le ayudó a vencer al polaco Krzysztof Glowacki por nocaut en el tercer asalto durante la misma velada de Riga en la cual Dorticós superó por la misma vía en el 10mo round a Andrew Tabiti.

Los codos de Briedis, apoyado por la incompetencia del árbitro Robert Byrd para nivelar el choque e impartir justicia de la manera correcta, mancharon una jornada que comenzó de la mejor manera posible con el triunfo de Dorticós, gracias a una de las derechas más potentes de los últimos tiempos.

El equipo de Glowacki elevó una protesta formal a la OMB, pero el organismo reconoció no tener jurisdicción sobre lo que dictamine la Comisión de Deportes de Combate de Letonia -patria de Briedis- que todavía estudia el caso.

La OMB, sin embargo, recomendó que el ganador entre Briedis y Dorticós se enfrente a Glowacki dentro de un plazo de 120 días después de finalizada la Final de la Súper Serie, lo que se antoja una decisión justa tras la secuencia de irregularidades que marcaron la segunda pelea.

Aunque todo lo comenzó un golpe por detrás de la cabeza de parte de Glowacki, fue un codazo derecho de Briedis -Byrd sí le penalizó con un punto por ese hecho- el que impactó en la mandíbula y le propinó el primer conteo de protección.


Briedis aprovechó el momento para sumar dos conteos más a su favor, aunque el segundo llegó después del sonido de la campana, pero Byrd negó haber escuchado nada y prosiguió unos 10 segundos más, aprovechados por el local para seguir destruyendo a su oponente.

Cuando comenzó el tercer asalto, Glowacki aún estaba desorientado y fue víctima de Briedis, quien lo fulminó con otro golpe que determinó el fin del combate después de transcurridos 27 segundos.

  Comentarios