Boxeo

Cambio radical en la esquina de Robeisy Ramírez para rescatar su carrera profesional

Después de un debut con sabor amargo, Robeisy Ramírez ha encontrado un posible remedio para su carrera. El cubano se ha puesto en las manos del profesor Ismael Salas, quien intentará corregir errores y convertirlo en un verdadero profesional antes de que sea demasiado tarde.

Ramírez llegó el sábado a Las Vegas y comenzó a entrenar con el equipo del reconocido entrenador para su segunda cita en el cuadrilátero que pudiera ser a principios de noviembre -se habla del 9 de ese mes en California- en una cartelera de Top Rank, su promotora oficial, por la pantalla de ESPN.

“El equipo de Robeisy habló conmigo y les dije que tenía unos compromisos, pero ya los cumplí y ahora está conmigo’’, comentó Salas. “Tenemos solo cuatro semanas para la pelea, pero vamos a hacer un buen trabajo y lo vamos a llevar lo mejor preparado posible. Sabemos que hay mucho por hacer’’.

Tras caer en su debut frente a Adan González el 10 de agosto en Filadelfia, Ramírez generó un sentimiento de duda que empañó parte de la expectativa que existía con su llegada al pugilismo de paga, luego de escribir páginas imborrables en el ámbito amateur.

Doble campeón olímpico, Robeisy perdió por decisión dividida y dejó entrever que su transición al boxeo profesional requería de una dirección certera y experimentada, que entendiera los problemas y las vías para corregir los errores.

“El principal problema que yo veo en los boxeadores cubanos cuando llegan es que no se sientan para tirar los golpes’’, agregó Salas. “En Cuba se trabaja mucho el movimiento, pero aquí hay que tener la posición para lanzar los impactos con fuerza, para que cuenten’’.

Nacido en Cienfuegos, Ramírez realizó una sesión de entrenamiento junto a Leduán Barthelemy, otro de los pupilos de Salas que debe reaparecer en el cuadrilátero en noviembre, posiblemente en la cartelera de Deontay Wilder contra el cubano Luis Ortiz en Las Vegas.

“Me dio alegría verlo en el gimnasio y creo que él se siente bien con nosotros’’, reveló Barthelemy. “Salas nos está preparando para llegar lejos y este cambio en la esquina nos vendrá muy bien a ambos’’.

Con décadas de experiencia en los trajines del ring, Salas ha trabajado con muchos campeones mundiales y guerreros de primera línea, entre ellos varios cubanos como Yuriorkis Gamboa, Erislandy Lara y Yordenis Ugás.


Salas aprovechó la oportunidad para calibrar el momento de Ramírez y hablarle sin cortapisas de todo lo que debían hacer para alcanzar un nivel superior que le permita sobrevivir en los rangos profesionales.

“A mí me gusta hablarles de frente a los boxeadores, explicarles el por qué hago las cosas de cierta manera’’, apuntó el técnico antillano. “El prestó atención y luego demostró que es alguien que aprende rápido. Tiene talento de sobra y estoy seguro de que levantará mucho de ahora en adelante’’.

  Comentarios