Fútbol

Miami está lista para el fútbol de grandes ligas

Marcelo Claure (izq.) posa con David Beckham en Miami.
Marcelo Claure (izq.) posa con David Beckham en Miami.

La iniciativa de traer un club de Major League Soccer (MLS) a Miami ha desatado una oleada de anticipación. No es de extrañar: Miami es una de las ciudades con más participación en el fútbol del mundo. Somos el mercado televisivo número uno para la transmisión de la Copa Mundial, somos un hervidero de talento en el fútbol por desarrollarse y somos un destino crítico para Latinoamérica, el Caribe y Europa.

Sorprendentemente, Miami es también la ciudad más grande de Estados Unidos que no cuenta con una franquicia de MLS. Pero eso está a punto de cambiar.


En el momento en que mis compañeros y yo anunciamos el objetivo de traer una franquicia de MLS a Miami, se nos recibió con una marea de apoyo de los fans locales que anhelan el fútbol profesional. A pesar de que la finalización de nuestros planes ha tomado más tiempo de lo esperado, el nivel de entusiasmo nunca ha fallado. Nuestros fans en Miami y en el mundo nos contactan a diario, y estamos deseando que llegue el día de inaugurar el club.

Traer a un jugador de fútbol profesional a Miami ha sido uno de mis sueños durante la última década, y el prospecto de un club liderado por David Beckham que abrirá sus puertas en el 2020 ha hecho la espera valga la pena. Afortunadamente, estamos cada vez más cerca de su inauguración.

 


El grupo de Beckham anota un importante gol en el Overtown

El voto de la comisión del condado de Miami-Dade, que en este mes nos ha permitido adquirir la última propiedad que se requiere para construir un estadio de primera en Overtown, ha sido un gran paso hacia delante para el club. Ahora depende de los dueños del Major League Soccer el que se otorgue una franquicia en Miami, momento en el cual emprenderemos a buscar la aprobación de los planos que otorgaría la ciudad de Miami.

Una cosa es segura: este estadio será el emprendimiento de supervisión pública más responsable en materia financiera que Miami haya tenido jamás, y un modelo a seguir para otras ciudades que quieran desarrollar infraestructura deportiva.

La construcción del estadio será financiado de manera privada en su totalidad, sin representar un riesgo para los ciudadanos, ya que nuestros socios han pagado el valor justo del mercado y seguiremos contribuyendo nuestra parte de impuestos sobre la propiedad de aquí en adelante.


Además, nuestro estadio será diseñado responsablemente. Animaremos a nuestros fans a dejar sus automóviles y optar por otros métodos de transporte como el Metrorail, el Brightline y transbordadores que crucen el Miami River en los días de partido, ya que Miami es una ciudad más y más urbana, y construir garajes que permanecerán vacíos más de 300 días al año sería poco eficiente e injusto para los vecinos de la zona.

Seremos buenos socios de la comunidad apoyando a las organizaciones sin fines de lucro dentro de Overtown y en sus alrededores, creando más de 50 puestos de trabajo permanentes, impulsando una iniciativa de entrenamiento de trabajo para personas de todas las edades, y pagando un salario digno a nuestros empleados. También seremos anfitriones de eventos de las escuelas públicas del condado de Miami-Dade durante el año, sin representar un costo adicional al público.

Y como el fondo de talento futbolístico en el sur de la Florida es un recurso que aún no se ha explotado, nos hemos comprometido a construir un centro de entrenamiento y academia de fútbol financiados de forma privada para lograr identificar y desarrollar las habilidades de atletas locales.

Al crecer en Bolivia, el fútbol siempre ha sido parte de mi vida. He visto como el deporte puede unir a diferentes comunidades, mejorar la vida de los más jóvenes y fomentar crecimiento económico en vecindarios que han sido descuidados. Un club de MLS puede tener el mismo efecto sobre la ciudad de Miami, y sé que mi ciudad adoptiva está preparada para ello.

Marcelo Claure es el CEO de Sprint y director de Miami Beckham United, junto con David Beckham, Simon Fuller y Tim Leiweke.

  Comentarios