Fútbol

El Mundial de Rusia ya tiene su primer finalista

Samuel Umtiti celebra tras abrir el marcador en el partido de semifinales entre Francia y Bélgica, este martes 15 de julio de 2018 en San Petersburgo, Rusia.
Samuel Umtiti celebra tras abrir el marcador en el partido de semifinales entre Francia y Bélgica, este martes 15 de julio de 2018 en San Petersburgo, Rusia. Getty Images

La Copa del Mundo 2018 ya tiene su primer finalista y es nada menos que uno de los candidatos al título.

La selección de Francia consiguió su boleto a la final al derrotar este martes 1-0 a Bélgica en el estadio de San Petersburgo, en uno de los mejores partidos del Mundial de Rusia aunque le faltara algunos goles más.

El gol del conjunto francés lo consiguió Samuel Umtiti, al minuto 51, al rematar de cabeza un saque de esquina magistralmente cobrado por Antoine Griezmann, otro de los destacados del encuentro junto a Kylian Mbappe.

Aunque el mayor mérito lo tiene la zaga francesa liderada por Raphael Varane, que aguantó con entereza todos los ataques belgas principalmente las acometidas de su tridente conformado por Eden Hazard, Romeo Lukaku y Kevin de Bruyne.

Umtiti se adelantó en el primer palo a Marouane Fellaini para sacar un gran cabezazo a bocajarro para vencer por única vez la resistencia del extraordinario portero de Bélgica Thibaut Courtois.

Francia espera ahora por el ganador del duelo de este miércoles (2 p.m.) entre Inglaterra y Croacia para jugar este domingo en Moscú la gran final del torneo.

No fue un partido fácil para los pupilos por Didier Deschamps, que resistieron al acoso belga los 90 minutos, sobre todo al final, y supieron hacer a balón parado el gol que desequilibró la balanza. Además de contragolpear con mucho peligro.

Los dirigidos por el español Roberto Martínez comenzaron atacando y encerraron a los franceses en su campo, pero no encontraron el modo de perforar la portería bien defendida por Hugo Lloris en gran medida porque el centro del campo galo compuesto por N’Golo Kante, Blaise Matuidi y Paul Pogba desbarataron casi todas las jugadas.

En realidad fue un partido muy disputado. Si bien los belgas dominaron con un 64 por ciento de posesión, los franceces tiraron más veces 19-9 (5-3 a puerta).

Francia demostró que es el mejor equipo. Umtiti y Varane, junto a Lloris, le dan mucha solidez a la línea defensiva y Kante y Pogba al mediocampo, con dos fenómenos delante como son Griezmann y Mbappé. Entre ellos se reparten casi todos los goles galos.


Los franceses, después de ganar la Copa en 1998, se quedaron a las puertas en el 2006 y este 15 de julio tienen de nuevo la oportunidad de colocarse sobre el escudo una segunda estrella, tras sofocar la rebelión belga, hasta hoy el equipo que mejor había jugado el mundial.

Les Bleus ya están en la final gracias a su buen trabajo de equipo y al golazo de Umtiti.

Siga a Pedro González en Twitter: @PedroJulio59

  Comentarios