Fútbol

Se equivocan los futbolistas españoles si se dejan manipular por la AFE

El defensa uruguayo del Atlético de Madrid, Diego Godín (der.), cabecea el balón ante el jugador argentino del Valencia CF, Ezequiel Garay, durante el partido correspondiente a la primera jornada de liga española, celebrado el 20 de agosto de 2018 en el estadio de Mestalla, en Valencia.
El defensa uruguayo del Atlético de Madrid, Diego Godín (der.), cabecea el balón ante el jugador argentino del Valencia CF, Ezequiel Garay, durante el partido correspondiente a la primera jornada de liga española, celebrado el 20 de agosto de 2018 en el estadio de Mestalla, en Valencia. EFE

La liga española y la empresa estadounidense Relevent, organizadora de la exitosa International Champions Cup, acaban de firmar un acuerdo que incluye jugar un partido de la temporada en Estados Unidos lo cual es una excelente noticia para el fútbol, pero parece que no para los futbolistas.

Resulta que un grupo de jugadores de LaLiga a través de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) han manifestado su desacuerdo con jugar en EEUU e incluso han amenazado con ir a la huelga si no se escucha su demanda.

“Los jugadores no quieren ir a jugar a EEUU. Vamos a intentar no llegar al extremo de ponernos en huelga, pero estamos dispuestos a llegar hasta el final”, dijo David Aganzo, presidente de la AFE. “No podemos permitir que se tomen decisiones unilaterales, es una falta de respeto que LaLiga no cuente con los jugadores en cuestiones que les afectan de forma directa”.

Tal vez se pudo manejar mejor y hacer la consulta, pero esta posición de fuerza cuanto menos es desmesurada.

Capitanes y jugadores de varios equipos de primera en España, incluyendo los tres grandes, se reunieron para tratar este tema y otros como los horarios y fechas de los partidos y al final Aganzo ofreció una rueda de prensa comunicando la disconformidad con este y otros aspectos.

“La llegada de jugadores saudíes, jugar los lunes, horarios que benefician que se vean partidos en Japón o EEUU”, comentó el presidente de AFE. “Nos estamos acostumbrando a cosas que no son normales. No todo vale, se deja de lado a los futbolistas, los protagonistas, en contra del sentido común”.

En el próximo mes de septiembre en la que intentará tratar el problema con el presidente de LaLiga Javier Tebas, quien se encuentra de vacaciones, y la solución no pasará por una compensación económica a los jugadores.

“Tendremos que arreglar la situación, y llegaremos hasta el final. Los futbolistas no estamos en venta, no sólo pensamos en el dinero”, precisó David. “Pensamos también en nuestra salud y en la afición, me lo han dejado claro los capitanes. Hay otras cosas más importantes que el dinero en el fútbol”.

En todas estas declaraciones hay una gran dosis de hipocresía y de confusión, por no decir de ignorancia. Está bien que se reúnan, que pidan explicaciones, que su voz cuente, pero no hay que engañar a la afición.


Hoy los futbolistas básicamente piensan en dinero y eso es algo lícito, para eso son profesionales, pero no son los dueños del negocio. Tanto revuelo por un partido de los 360 que se juegan en la liga española. Es ridículo hablar de salud y estar en peligro por un viaje a EEUU.

Al hablar de afición se refieren a la que acude al su estadio o los millones en el mundo que pagan su millonario salario, porque lo recaudado por entradas en su estadio no alcanza ni para pagarle a Leo Messi.

El fútbol es un deporte global y LaLiga ha hecho un gran trabajo vendiéndose muy bien en el mundo. En EEUU el fútbol se ha ido potenciando y el apego a la liga española ha ido creciendo y es un gran gesto y una gran operación de marketing jugar un partido oficial en su territorio, aunque no sea el Clásico.


“El Clásico en Nueva York no es viable”, declaró Tebas. “Esa diversificación nos hace pioneros en el mundo, como la NBA y NFL. Aunque el objetivo también es aumentar nuestros patrocinadores internacionales. En cuatro años hemos triplicado nuestro valor de derechos de TV internacionales”.

Y sí, el fútbol de hoy es un negocio y gracias a ello los futbolistas son millonarios trabajando solo dos horas al día sin preocuparse por nada más. Si alguno no le gusta puede trabajar en una empresa de gestión y jugar con un equipo amateurs. Primero que averigüen por qué ganan tanto.

Siga a Pedro González en Twitter: @PedroJulio59

  Comentarios