Fútbol

¿Quién fue el verdadero protagonista de la Copa América?

Brazil fans celebrate Copa America football win

Brazil didn't need Neymar to win another Copa América title at home. With its injured star watching from the stands at a packed Maracanã Stadium on Sunday, Brazil beat Peru 3-1 to win its first South American title since 2007.
Up Next
Brazil didn't need Neymar to win another Copa América title at home. With its injured star watching from the stands at a packed Maracanã Stadium on Sunday, Brazil beat Peru 3-1 to win its first South American title since 2007.

Terminó la Copa América con más ruido que fútbol, con el veterano Dani Alves como mejor jugador y su Brasil como campeón.

La selección brasileña fue la mejor del torneo y, aunque no estuvo brillante, fue la justa vencedora, por mucho que se diga que el torneo estaba hecho para que la ganara.

Después de empatar 0-0 con Venezuela en la fase de grupos y decidir su pase en cuartos ante Paraguay (0-0) por penales (4-3), ganó el resto de partidos de modo convincente. Su triunfo en la final 3-1 ante un gran Perú fue inobjetable, no así en la semifinal ante Argentina 2-0.

El capitán de la albiceleste Lionel Messi no tuvo un gran torneo ni dentro ni fuera de la cancha, primero criticando el estado de las canchas, de donde terminó siendo expulsado injustamente, luego emprendiéndola con el VAR y finalmente no saliendo con el equipo a recibir la medalla por el tercer lugar argumentando que no sería parte de la corrupción de la Conmebol.

Messi volvió a fracasar con la selección, donde esta vez se la pasó caminando y sólo tuvo destellos de la enorme calidad de atesora.

Por contra Dani Alves a sus 36 años se la pasó corriendo, luchando, asistiendo, recuperando, anotando, haciendo lo que hiciera falta para ayudar a ganar a su equipo. El Balón de Oro del torneo es un justo premio a su calidad y a su entrega.

Que Alves haya sido el mejor también señala el pobre nivel que mostraron los jugadores en esta edición, donde solo el brasileño Everton puede ser llamado revelación y donde el también brasileño Alisson Becker fue uno de los más destacados, junto a otros porteros.

El Once Ideal del torneo quedó conformado por seis jugadores de la canarinha y tres peruanos: Allison (Brasil); Alves (Brasil), Marquinhos (Brasil), Miguel Trauco (Perú); Leandro Paredes (Argentina); Charles Aránguiz (Chile), Arthur (Brasil), Yoshimar Yotún (Perú); Gabriel Jesús (Brasil), Paolo Guerrero (Perú) y Everton (Brasil).

Perú fue la gran animadora en Brasil 2019, dejando en el camino a dos grandes favoritos como Uruguay y Chile, el anterior campeón.

Sin embargo el gran protagonista de esta Copa América fue el arbitraje. No el VAR, que solo es un instrumento al servicio del fútbol.


El cuestionado árbitro ecuatoriano del Argentina-Brasil, Roddy Zambrano, explicó lo sucedido en las dos jugadas polémicas del partido criticadas por Messi y los hichas argentinos.

“Nunca perdimos comunicación, no entiendo cómo se puede inventar eso”, dijo Zambrano. “Todo lo que se dice en la cancha queda grabado, a mí el VAR nunca me notificó para acercarme”.

Sobre el primer supuesto penal donde el Kun Agüero cae ante Dani Alves no tuvo duda.

“En esa jugada, ¿por qué no muestran la imagen detrás del arco? Agüero hace una falta temeraria”, explicó el árbitro. “De esa jugada nació un contragolpe y anotó Brasil”.


Sin embargo, no lo tuvo tan claro en la segunda jugada de posible pena máxima cuando Otamendi choca con Arthur.

“Yo vi cuando el jugador estaba caído, no la infracción. El VAR revisó y dijo que era una jugada gris”, comentó el colegiado. “Otamendi también buscó chocar al defensor y este hace lo suyo”.

Ni el VAR puede con las jugadas dudosas. El señor de la sala VAR, el uruguayo Leodán González, el mismo que desde la sala indicó un penal ridículo que salvó a Argentina ante Paraguay, esta vez actuó por defecto y no llamó a Zambrano.

Ambas pudieron ser pitadas penaltis, pero en verdad no eran faltas tan claras y de nuevo el VAR y su protocolo han quedado cuestionados. Trabajo extra para la FIFA y la IFAB.


Tampoco han ayudado las últimas modificaciones de reglas, principalmente las “manos”. Debería ser mano solo si es deliberada (intencional) a interpretación del árbitro, no como han puesto ahora que no se sabe y que las pitan todas.

Las manos del paraguayo Iván Piris y de Thiago Silva, así como el penalti señalado a Perú, por un supuesto empujón a Everton, en verdad adulteran el fútbol. También los “fuera de juego” por un milímetro o cuando el hombro del atacante está más adelantado que el pie del defensor.

La cuestión es que tanto el VAR como las nuevas modificaciones al reglamento han sido protagonistas de esta Copa América y más que darle lustre la han empañado. Lo triste es que hoy por su causa nadie habla de lo emocionante que fue el torneo o de las estrellas que brillaron en el mismo.

Pedro González es un experimentado reportero que hace 15 años cubre al Heat de Miami, la NBA, el Open de Miami, el judo y todo el fútbol, tanto local como internacional.

  Comentarios