Fútbol

Una gran fiesta con un ambiente espectacular se disfrutó en el partido de Barcelona en Miami

Una gran cantidad de público muestra su simpatía por el equipo Barcelona en las tribunas del Hard Rock Stadium de Miami Gardens, previo al partido contra el Napoli, el miércoles 7 de agosto de 2019.
Una gran cantidad de público muestra su simpatía por el equipo Barcelona en las tribunas del Hard Rock Stadium de Miami Gardens, previo al partido contra el Napoli, el miércoles 7 de agosto de 2019. pportal@elnuevoherald.com

Es agosto, el calor en Miami es el más común de los denominadores y no solo por el solsticio sino por la energía que desprende los aficionados al fútbol en la Capital del Sol.

En esta ocasión una marea humana tiñó de azulgrana el Hard Rock Stadium poco antes de que Barcelona, campeón de España, derrotara 2-1 al Napoli, subcampeón de Italia, en el primer encuentro de la Copa LaLIga-SerieA.

Entre los que elevaron la temperatura se encontraba Alex Cabrera el presidente de la Penya Barcelonista de Miami Dade, la cual trajo al recinto de Miami Garden un número significativo de sus 300 miembros, que en los días previos realizaron varias actividades incluida una reunión con la junta del equipo culé.

“Que venga el Barcelona a Miami es todo un lujo y una buena oportunidad para mostrar lo que gusta el fútbol acá y que el barcelonismo está listo para apoyar un partido de en LaLiga”, dijo Cabrera. “A pesar de que no vino Leo Messi hay una enorme expectativa por ver a todos sus jugadores y tenemos muchas ganas de disfrutar de su fútbol”.

También estuvieron presentes las peñas de Guatemala, Honduras, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana, Houston, Washington y Nueva York.

“Ver al Barcelona es algo único, hay tremendo ambiente, y para mí, que soy seguidor del Barcelona desde pequeño, es una gran oportunidad”, comentó Raúl Fontaner. “Quiero ver como está el Barça, ver a los nuevos y ya que no viene Messi a Suárez y a Antoine Griezmann”.

Poco importó que en la alineación del Barcelona no estuviera Lionel Messi, quien se quedó en la Ciudad Condal para recuperarse de su lesión en el sóleo sufrida en el entrenamiento el lunes poco antes de volar a Miami.

A pesar de la ausencia de la estrella argentina 57,062 espectadores se dieron cita en el estadio de los Dolphins que como de costumbre vistió sus mejores galas para el importante partido, el primero de los dos programados entre estos dos equipos, que volverán a enfrentarse el sábado 10 en Ann Arbor, Michigan.

Tanto el Barça como el Napoli se encuentran en las etapas finales de su preparación para enfrentar una exigente temporada en la que ambos clubes aspiran a todo, principalmente el Barcelona, que según el entrenador del Napoli Carlo Ancelotti es un claro favorito para ganar la Champions League.


“A todos nos gusta ver a un jugador como Messi, en tu equipo o como oponente”, dijo Carleto. “Nos hubiera gustado enfrentarlo, aunque el Barcelona tiene otros jugadores con mucha calidad. Es una oportunidad para Ernesto [Valverde] de usar a otros”.

El DT del Napoli se refiere a ver a los recién llegados como el volante Frenkie de Jong, el delantero Griezmann, el portero brasileño Neto y el lateral izquierdo Junior Firpo, al que vinieron a ver integrantes de la colonia dominicana asentada en Miami.

Igualmente el bonito duelo de delanteros centros entre el uruguayo Luis Suárez por el once azulgrana y Insigne por los azulones.

Al final todo fue una gran fiesta, con un ambiente espectacular y fútbol del más alto nivel para disfrutar de todo.

Pedro González es un experimentado reportero que hace 15 años cubre al Heat de Miami, la NBA, el Open de Miami, el judo y todo el fútbol, tanto local como internacional.
  Comentarios