NBA

El Heat sufre caída increíble en el instante final contra los Bucks

Khris Middleton, de los Bucks, mira el curso de su triple que dio la victoria a su equipo, mientras atrás queda Dwyane Wade, del Heat, la noche del martes 24 de marzo en Milwaukee. Los Bucks ganaron 89-88.
Khris Middleton, de los Bucks, mira el curso de su triple que dio la victoria a su equipo, mientras atrás queda Dwyane Wade, del Heat, la noche del martes 24 de marzo en Milwaukee. Los Bucks ganaron 89-88. AP

El Heat de Miami dejó escapar entre los dedos un partido que tenía virtualmente ganado, permitió que en los últimos minutos los Bucks anotaran hasta 14 puntos sin respuesta y en el aliento final dejaron que Khris Middleton acertara un triple para que el equipo de Milwaukee venciera 89-88, la noche del martes en un choque clave para los playoffs.

Con esta victoria increíble e impensada, los Bucks (35-36) cortaron una racha de seis derrotas consecutivas, barrieron al Heat en cuatro juegos en la presente temporada y se afirmaron en el sexto puesto de la Conferencia Este de la NBA.

Mientras, el Heat (32-38) se quedó en una situación precaria en el séptimo puesto, perseguido por Boston (31-39), Charlotte (30-39) e Indiana (30-40).

Para colmo, Hassam Whiteside sufrió una cortadura en la mano que necesitó 10 puntos y no terminó el partido.

Tras tener una amplia ventaja, el Heat se dejó empatar 85-85 en los últimos minutos. De pronto, Dwyane Wade recuperó una bola perdida y puso arriba al Heat 87-85. Tras sufrir una falta, Wade acertó solo un tiro libre y dejó el partido abierto.

Atacaron los Bucks y tras sufrir una falta, Ersan Ilyasova anotó un tiro libre y acercó 88-86 a Milwaukee con 12.8 segundos en el reloj. En la lucha por el rebote, Jerryd Bayless, de los Bucks, atrapó una bola junto con Michael Beasley, pero ganó el salto cuando el juez lanzó el esférico al aire.

Bayless falló luego, pero Zaza Pachulia sacó la bola desde el fondo para dársela a Middleton, quien conectó el triple y convirtió la cancha y, la arena de Milwaukee en general, en un verdadero manicomio.

Fue una victoria crucial para los Bucks, pues aseguran la ventaja sobre el Heat en caso de empate en puntos al final de la campaña regular.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios