NBA

La cadena de desgracias no terminan para el centro de los Lakers