NBA

Una prueba de altura para el Heat en Atlanta

El armador titular del Heat Goran Dragic (der.) lleva el balón marcado por Evan Turner, de los Celtics.
El armador titular del Heat Goran Dragic (der.) lleva el balón marcado por Evan Turner, de los Celtics. AP

Luego de su agónica victoria del pasado miércoles, el Heat tendrá este viernes (7:30 p.m.) uno de los exámenes más difícil del actual curso cuando se enfrente a los Hawks, líderes de la Conferencia Este, en su propia casa, el Philips Arena, de Atlanta.

El encuentro, que será trasmitido por TV: Suns y Radio: 710 AM (en español), será el cuarto juego de serie entre ambos conjuntos. Los Hawks han ganado los tres anteriores y, una vez asegurado un puesto de playoffs, saldrán en busca de la barrida.

El 14 de noviembre el Heat, sin Dwyane Wade, perdió el primer choque 114-103 en Atlanta, luego cayó 112-102 el 3 de diciembre, esta vez en el American Airlines Arena, donde volvió a caer el 28 de febrero 93-91, a pesar de que esa noche no jugaron los dos estelares de los Hawks: Al Horford y Jeff Teague.

El equipo de Miami llega a Atlanta tras ganar a los Celtics en Boston 93-86, un día después de caer en Milwaukee con una canasta en el último minuto.

El Heat arribó al último cuarto ganado por 20 puntos y por poco se repite la historia. De nuevo colapsó su ofensiva y los Celtics lograron acercarse a seis puntos. El entrenador Erik Spoelstra no hizo nada por romper el mal momento ( solo pidió ‘tiempo’ al inicio del parcial) y a punto estuvo de volver a perder.

El quinteto de Miami fue superado 24-11en este período, tras fallar siete triples y anotar solo tres canastas. A duras penas conservó una ventaja de siete puntos al final del cuarto, gracias en gran medida al enorme esfuerzo de los menos habituales y a los 22 puntos, siete asistencias y cinco rebotes de Goran Dragic, quien literalmente se echó el equipo en el hombro.

“Mi mentalidad antes del partido estaba enfocada en encontrar lo que necesario para llevar a este equipo al triunfo”, comentó Dragic, después del juego.

También brilló Udonis Haslem, jugando como centro, con 12 puntos y 12 rebotes, así como Loul Deng (15), Henry Walker y Tyler Johnson (12).

“Me encanta cuando la liga presentará desafíos como este, donde tras una desmoralizante caída, hay que responder a una situación similar” dijo Spoelstra. “Es bueno ver que nuestros chicos muestran la dureza. Fue un cuarto muy feo, los rebotes y balones sueltos fueron decisivos”.

El Heat afrontó el partido con su 28va alineación al no poder contar con Hassan Whiteside (mano), Chris Andersen (pantorrilla) y Wade (rodilla), quienes están en duda para esta noche ante Atlanta, equipo que le ha ganado cinco juegos consecutivos a Miami incluyendo los tres últimos en casa.

Los Hawks después de derrotar 95-83 al Magic, el miércoles en Orlando se encuentra a solo dos juegos de amarrar la primera plaza con vistas a los playoffs, la cual le garantiza jugar en casa y abrir enfrentando al octavo lugar.

A falta de 11 juegos para el final de la campaña regular, el Heat se encuentra a dos juegos del sexto y también tiene ventaja de dos sobre el octavo, sin embargo tendrá que entregarlo todo para poder sortear el duro calendario que le espera.

El primer gran escollo son los Hawks. Si el Heat sale airoso, no solo mantendría la séptima plaza, sino que cerraría la gira de cuatro encuentros con broche de oro.

Siga a Pedro González en Twitter: @PedroJulio59

  Comentarios