NBA

El Heat y los Spurs chocan en Miami entre nostalgias y profundos cambios

El escolta del Heat Dwyane Wade (izq.) clava la pelota en el partido ante los Pistons, celebrado el 5 de noviembre de 2018 en Detroit.
El escolta del Heat Dwyane Wade (izq.) clava la pelota en el partido ante los Pistons, celebrado el 5 de noviembre de 2018 en Detroit. AP

Al menos a Miami le queda Dwyane Wade. Es su ancla al pasado y el puente al presente, aunque el futuro resulte algo borroso, pero ¿qué ha sucedido con San Antonio? Este equipo que llega a la Arena AmericanAirlines en nada recuerda aquellos que eran la norma de la excelencia en la NBA.

Cuando el Heat reciba este miércoles a los Spurs se tratará de dos conjuntos en transición, muy diferentes de los que sostuvieron tremendas batallas en dos Finales ganadas de uno y otro lado, cuando LeBron James y Tim Duncan campeaban por su respeto.

Wade ha regresado a casa para una temporada que lleva pasaporte de despedida y agradecimiento, en medio de un pase de antorcha hacia Justin Winslow y Josh Richardson, que tal vez no sea tanto un pase de liderazgo y mucho menos de talento.

Pero la remodelación de San Antonio ha sido profunda y desconcertante. La última gran estrella del núcleo campeón, Kawhi Leonard, se marchó a Toronto envuelto en polémica y amarguras, distanciado del coach Greg Popovich.

A Leonard le siguió rumbo a Canadá el seguro bombardero a distancia Danny Green, mientras que el inolvidable Tony Parker se iba a los Hornets y el inmenso Manu Ginóbili colgaba las zapatillas para siempre. Sólo el recuerdo queda de aquel núcleo magnífico.

Por supuesto que Popovich le ha costado trabajo encontrar una nueva identidad. A pesar de una derrota en Orlando el lunes en la noche, los Spurs han ganado cuatro de sus últimos cinco encuentros y poco a poco DeMar DeRozan se ha convertido en la bujía ofensiva que les faltó en la temporada anterior.

San Antonio ha ganado las últimas cuatro series particulares contra Miami, ocho partidos en total y cuatro en la AAA, de modo que la oportunidad se pinta sola para sacudir el yugo de los visitantes.

Por el Heat todo apunta a que Dion Waiters (tobillo) y James Johnson (hernia) seguirán alejados del tabloncillo y se espera por una evaluación de Hassan Whiteside (rodilla), quien no vio acción en el choque del lunes en Detroit.

Miami necesitaba una victoria como la obtenida sobre los Pistons. Y ahora requiere de otra ante los Spurs.

  Comentarios