NBA

El peor enemigo del Heat es un viejo conocido

El armador del  Heat guard Goran Dragic (7) trata de dejar atrás a John Wall (2), de los Wizards, el 12 de diciembre del 2016, en Miami.
El armador del Heat guard Goran Dragic (7) trata de dejar atrás a John Wall (2), de los Wizards, el 12 de diciembre del 2016, en Miami. AP

El Heat vive envuelto en un mar de dudas producto de los últimos resultados y ahora busca con urgencia el modo de romper la mala racha en el American Airlines Arena donde lleva seis derrotas al hilo y ocho en los últimos 10 partidos.

Los análisis apuntan a los tiros libres, a las pérdidas del balón, a la ineficiencia ofensiva y a la poca consistencia en defensa, pero hay un viejo conocido que está haciendo mella en el equipo.

Muchos critican el juego del equipo de Miami, pero poco se han parado a pensar la plaga de lesiones que sufre y que llevan varios juegos sin el armador titular Goran Dragic (rodilla) y el armador suplente Tyler Johnson (muslo) dos de los seis mejores tiradores del equipo y responsables de organizar el ataque.

Lo peor es que estos dos no son los únicos. Ante los Pelicans se le sumó Derrick Jones Jr. (se lesionó el muslo derecho practicando el jueves) y gracias que Justise Winslow (rodilla) al final estaba disponible para jugar, tras ser declarado el jueves como “probable”.

Es una verdadera pena que la enfermería de Miami esté llena una temporada sí y otra también, incluso antes de comenzar a jugar.

Esta vez comenzó con James Johnson, quien recientemente inició la temporada lejos de su mejor nivel, y Dion Waiters, cuyo regreso es toda una incógnita. Luego en la pretemporada se sumaron Justise Winslow, Josh Richardson y Wayne Ellington.

En la campaña, además de Dragic y Johnson, Hassan Whiteside, Dwyane Wade, Bam Adebayo y Jones Jr, por lo que solo se han escapado Rodney McGruder, Kelly Olynyk y poco más.

Muchas de está lesiones son imprevisibles, pero otras se pueden evitar con mayores cuidados en los entrenamientos, en las dietas, en los minutos de juego, en la terapia. La mayoría es producto de las sobrecargas. Este equipo necesita más basquetbol y menos trabajo físico.

Tras las lesiones jugadores como Whiteside han bajado su rendimiento.

“Siento que mi energía es buena. Soy un gran reboteador, un alto bloqueador de tiros”, dijo Whiteside. “Fue como una cosa de dos días. [Mi rodilla] se siente mucho mejor”.

Nueve jugadores diferentes del Heat se han combinado para perder 65 juegos y eso es mucho. Falta por ver que pasa el día que estén todos y ver por fin jugar juntos a Waiters y Wade.

Un quinteto titular con Dragic, Waiters, Richardson, Johnson y Whitside; más una segunda unidad con Wade, Ellington o McGruder, Winslow, Olynyk y Adebayo es un equipo para competir, lo de ahora es solo un experimento. Las lesiones siguen siendo su peor enemigo.

Siga a Pedro González en Twitter: @PedroJulio59

  Comentarios