NBA

LeBron James no para de liarla tanto dentro como fuera de la cancha

LeBron James sufrió una distensión en la ingle izquierda en la victoria de los Lakers de Los Angeles sobre los Warriors de Golden State en la noche de Navidad, el 25 de diciembre de 2018.
LeBron James sufrió una distensión en la ingle izquierda en la victoria de los Lakers de Los Angeles sobre los Warriors de Golden State en la noche de Navidad, el 25 de diciembre de 2018. Foto: AP

LeBron James no deja de ser noticia. Sus Lakers (20-14) contra todo pronóstico marchan viento en popa en el cuarto puesto de la Conferencia Oeste y a sus 33 años sus números están siendo superiores a su media histórica con 27.3 puntos, 8.3 rebotes y 7.1 asistencias.

Pero si algo lo ha caracterizado en estos 16 años en la NBA ha sido que prácticamente nunca se ha lesionado, o al menos no presentado largas ausencias por esa causa, jugando los 82 juegos de la pasad temporada. Su fortaleza física es precisamente una de sus mejores armas.

Curiosamente LeBron se lesionó el Día de Navidad precisamente ante los Warriors, su gran rival de las últimas cuatro temporadas, y ni eso impidió que el equipo de Los Angeles se llevara un histórico triunfo ante el quinteto de Golden State.

James sufrió una distensión en los aductores de la pierna izquierda, según reveló la una resonancia magnética, y probablemente se tenga que perder algunos juegos, aunque los Lakers lo han declarado ‘día a día’.

James tampoco sabe cuándo puede reaparecer ya que nunca ha tenido que lidiar con una lesión en la ingle y necesita conocer cómo responderá su cuerpo al tratamiento, por lo que tendrá que tener cierta cautela en regresar para que la misma no se agrave. Aunque con James nunca se sabe.

De momento se perdió el el juego de este jueves en Sacramento, que terminó con victoria de los Kings con un triple en el último segundo, y no parece que vaya a reaparecer antes de fin de año.

En medio de todo esto, LeBron tenía palabras de agradecimiento para el presidente del Heat, Pat Riley, después de que la agencia Associated Press le nombrara como el mejor atleta masculino por tercera ocasión.

Según James, Riley le dio una lección muy importante para la vida y los negocios.

“Mantener lo principal como lo principal. Eso es lo que aprendí del gran Pat Riley”, declaró James a la AP, quien como todo jugador de élite vive con la agenda sobrecargada.

James no lo olvida estos detalles, como no olvida su viaje a cuatro Finales con el Heat donde conquistó dos campeonatos y donde aprendió otras muchas cosas importantes, además de convertirse en un mejor jugador de basquetbol.

LeBron además de liderar a los Lakers siempre está en el candelero, por su actividad en redes sociales y por sus opiniones. Esta vez pidiendo disculpas después de publicar en su cuenta de Instagram la letra de la canción que hace referencia al “dinero judío”. La NBA aceptó su explicación y todo quedó en nada.

El estelar jugador también ha comentado como la paternidad le ha ayudado a ser más efectivo como líder de su equipo, además de ser acusado de ‘tampering’ por decir públicamente que le gustaría que el jugador de los Pelicans Anthony Davis jugara con él en los Lakers.

Conocido es que él es la cara de la agencia de su socio Rich Paul y que según sus palabras a ESPN entre sus funciones está la de reclutar jugadores, actividad que ha hecho tanto en Cleveland como en Miami y que por supuesto hace en Los Ángeles.

Lo necesitará porque no parece que esta temporada consiga llegar a la final, pero con un par de refuerzos como Davis la próxima campaña convertiría a los Lakers en un serio candidato.

Mientras tanto, King James estará lidiando con su lesión y con liderar este grupo de talentosos jóvenes para llegar lo más lejos posible.

Siga a Pedro González en Twitter: @PedroJulio59

  Comentarios