NBA

Reclamo al entrenador del Heat: este jugador necesita un puesto urgente en la rotación

Dion Waiters (11) camina antes del inicio del partido entre el Heat y los Wizards, el 4 de enero de 2019 en Miami.
Dion Waiters (11) camina antes del inicio del partido entre el Heat y los Wizards, el 4 de enero de 2019 en Miami. adiaz@miamiherald.com

A pesar de la desigualdad en su juego durante una carrera de más de seis años en la NBA, el escolta del Heat Dion Waiters representa la mejor oportunidad para esta plantilla, quizás la última, de ser algo más que un equipo mediocre de 40 a 45 victorias.

Es por eso que el coach Erik Spoelstra no debe esperar más para insertar a Waiters en su rotación. Ese proceso debe comenzar este mismo martes en el partido contra los Nuggets de Denver, y nos sorprendería un poco si no fuera así.

Waiters, que estuvo un año fuera por una cirugía de tobillo, debe tener garantizado al menos 15 minutos de tiempo de juego mientras recupera el ritmo. Miami debe reinsertarlo en la alineación inicial dentro de un par de semanas siempre que juegue decentemente.

Con Dwyane Wade en el crepúsculo de su carrera, Waiters es el único escolta sano en la lista capaz de tener, durante un período prolongado, un rendimiento destacado como sucedió en la segunda mitad de la campaña 2016-17 cuando promedió 18.4 puntos por partido y 4.8 asistencias mientras disparaba para un 49.3 por ciento de efectividad en los tiros de campo y 44.8 en los triples.

El Heat no va a conseguir eso de Rodney McGruder o Tyler Johnson. Y Miami (sexto en el Este con 19-19) necesita ver si Waiters puede volver a colocar esos números para tener alguna oportunidad de competir contra Filadelfia, Boston, Milwaukee o Toronto en una serie de playoffs de primera ronda.

A pesar de todo el énfasis en la defensa, la alineación regular de Hassan Whiteside, James Johnson, McGruder, Josh Richardson y Justise Winslow carecen de suficiente ofensiva, especialmente sin Goran Dragic, quien estará fuera hasta mediados de febrero después de la cirugía de rodilla.

Esos cinco, cuando juegan juntos, promedian 108 puntos por 48 minutos, lo que los ubica en el puesto 21 en la liga y han disparado para un 46 por ciento de efectividad que los coloca en la posición 14.

En general, el Heat se ubica en la plaza 25 en la NBA con 106.5 puntos por juego. Ninguno de los equipos que hoy tienen puesto de playoffs tiene una calificación peor que esa.

Pero el trabajo de esos cinco abridores depende demasiado de que Winslow esté fino con sus disparos.

Y aunque ha habido algunas mejoras, Winslow tiene de 15-4, de 11-3 y 16-6 en tres de los últimos cuatro partidos de Miami.

Es por eso que reemplazar a McGruder con Waiters en la alineación inicial tiene mucho sentido.

Wayne Ellington es otro que ha jugado poco después de una temporada en la que estableció un récord de la NBA de triples para un jugador que viene del banco (227), en un equipo que se ubica fuera de los primeros 10 de la liga en ese rubro y que exhibe un promedio de 35.4 por ciento.

Waiters debe ocupar un puesto en la alineación titular y Ellington, Tyler Johnson y McGruder alternar como un décimo hombre, detrás de los jugadores de reserva Wade, Bam Adebayo, Derrick Jones Jr. y Kelly Olynyk. Esto siempre dependiendo de con quién juega el Heat y lo que necesita cada noche.

Jones necesita permanecer entre los abridores debido a su trabajo de defensa, energía y contribuciones generales.

Aparentemente hay una especie de desconexión entre la gerencia y la dirección técnica del equipo con Waiters.

Después de darle un contrato a Waiters de cuatro años y $52 millones en el 2017, Pat Riley habló de él como “uno de los dos escoltas más talentoso del equipo, un jugador de dos vías que no solo ataca la canasta, sino que sabe defender”. Tiene uno de los mejores porcentajes defensivos en la liga y es un jugador para el final del juego, para el tiro final. Muchas veces no puedes encontrar este tipo de jugadores”.

Pero ahora tal vez la relación de la organización y Waiters se ha venido a menos desde que le dieron ese gran contrato. Después de todo, Miami intentó intercambiarlo agresivamente el verano pasado.

Dicho esto, el Heat necesita ver la talla de jugador de este nuevo Waiters, con su tobillo finalmente reparado, no solo para determinar si puede crecer y tomar un puesto como regular en la alineación, sino para tener información adicional para tomar decisiones prudentes antes del 7 de febrero, la fecha límite de canje de la NBA.

De todos modos, Spoelstra probablemente ya hubiera llegado a esa conclusión, pero ahora no hay razón para retrasar el proceso.

  Comentarios