NBA

El Heat sueña con que Zion Williamson le caiga en el draft

Una de vías para que el Heat vuelva a ser un equipo exitoso pasa por conseguir un gran jugador a través del draft. No será otro Dwyane Wade, porque el número 3 fue único; será otro muy diferente el que ayude al equipo a conquistar otro campeonato.

Tal vez lo pueda conseguir en este mismo Draft 2019, si la suerte le acompaña el 14 de mayo. El Heat, ubicado en el puesto 13 del sorteo, tiene una sola papeleta de 100 para quedarse con el jugador proyectado como el número uno, el delantero de Duke Zion Williamson, pero si lo consiguiese el futuro estaría garantizado.

Conseguir a Zion es muy difícil. Sin embargo, tiene el cuatro por ciento para quedarse uno de los primeros cuatro y eso es más probable.

Teniendo en cuenta que Wade fue escogido en el quinto puesto, tomar a uno de los primeros cuatro también es una garantía, siempre que no sea como Michael Beasley, que tras ser escogido en el segundo pick fue un rotundo fracaso.

En esos cuatro estarían además el armador Ja Morant de Murray State, el escolta de Duke R.J. Barrett o el delantero de Gonzaga Rui Hashimura. Aunque es mucho más probable es que ellos junto a Williamson se vayan para los Knicks, los Suns, los Cavs o los Bulls, equipos con un 14 por ciento de probabilidades.

Si el Heat se queda con el puesto 13, cosa muy posible (90%), la NBA tiene proyectado que le llegue el escolta Nickei Alexander-Walker, de Virginia Tech de 6.5 pies, quien tiene un buen disparo y que promedió 16.2 puntos más 4.0 asistencias en la universidad.

Wade en la Universidad de Marquette promedió 19.7 puntos y 3.9 asistencias.

Nickei además posee otras cualidades como inteligencia, enfoque, poder de decisión, sabe atacar al aro con ambas manos, sólidos instintos defensivos (1.9 robos por juego); aunque no es muy físico y no es líder nato. No tendría un impacto inmediato, sin embargo podría sería un buen jugador para la segunda unidad y quién sabe.

También podría escoger al centro de Oregón Bol Bol de origen sudanés con 7.2 pies de estatura, siempre y cuando tengan atado un intercambio por Hassan Whiteside.

Claro que es posible que a estos los tomen antes o que el Heat decida elegir a otro jugador proyectado en los puestos anteriores y que no haya sido escogido.

De ahí que el equipo de Miami tiene que analizar muy bien a este buen grupo de prospectos y establecer un escalafón de acuerdo a sus necesidades, para no volver a fallar después de conocer su lugar en el sorteo el 14 de mayo en el Barclays Center de Nueva York.

Si el equipo de Miami no logra escoger un buen jugador del Draft 2019 y no consigue un buen intercambio, entonces no va a ser necesario que se deje ganar (“tanking”) ya que caerá por su propio peso y se encomendará al Draft 2020.

Por ahora, al Heat solo le queda cruzar los dedos y esperar que los dioses del basquetbol le pogan a Zion en sus manos.

Con los Miami Heat se consolidó como uno de los mejores jugadores de la liga y es considerado como uno de los jugadores más determinantes de la historia reciente de la NBA.

Pedro González es un experimentado reportero que hace 15 años cubre al Heat de Miami, la NBA, el Open de Miami, el judo y todo el fútbol, tanto local como internacional.


  Comentarios