NBA

Riley cambia a Whiteside, se completa el trato por Butler y el Heat tiene nueva cara para la próxima campaña

Pat Riley está dispuesto a cambiar la cara del Heat para la próxima temporada y después de traer a Miami a Jimmy Butler, el mejor agente libre posible, a cambio de la salida de Josh Richardson, en un segundo movimiento, ha conseguido quitarse un gran peso de encima.

Se trata nada menos que de su displicente centro Hassan Whiteside y sus $27.1 millones, quien fue enviado a Portland a cambio del centro Meyers Leonard como parte de la gran negociación para adquirir a Butler que tuvo su resolución final en las horas de la noche de este lunes.

El domingo, el Heat tenía casi listo un trato para un canje entre tres equipos con los 76ers y Dallas, antes de que los Mavericks decidieran ir en otra dirección.

Luego los Clippers se incorporaron a la conversación y el gran movimiento para traer a Butler a Miami, firmará por $142 millones y cuatro temporadas, se completó de la siguiente manera:

Miami obtiene a Butler y Leonard; los Trail Blazers reciben a Whiteside; los Clippers a Maurice Harkless y una futura selección de primera ronda, y los 76ers adquieren a Richardson.

El Heat pudo retener a Derrick Jones y Kelly Olynyk, quienes habían sido ubicados para ir a Dallas como parte del acuerdo inicial con los Mavericks.

Tampoco se marcha el armador Goran Dragic, un nombre que desde el principio sonó para vestir otro uniforme.

Leonard es un centro de 7.1 pies, escogido en el puesto 12 en el Draft 2012, que la pasada temporada promedió 5.9 puntos y 3.8 rebotes, pero impresionó en el último partido contra los Warriors con 30 puntos. Su pago para el próximo curso es de $11.3 millones.

Con el salario de Leonard el Heat se ahorra $16 millones del contrato de Whiteside.

Whiteside en su última temporada en Miami, producto de su apatía, había perdido la titularidad y terminó la campaña promediando 12.3 puntos y 11.3 rebotes.

En verdad fue una pena porque Whiteside estaba llamado a ser uno de los mejores centros de la liga, por sus envergadura y condiciones físicas, pero le faltó la actitud necesaria para lograrlo.

Esta vez a Riley hay que darle un “10” al hacer dos grandes movimientos en menos de 24 horas que de golpe han puesto al equipo en el mapa, volviendo a ilusionar a la Nación Heat.

Y esto es solo el comienzo.

Pedro González es un experimentado reportero que hace 15 años cubre al Heat de Miami, la NBA, el Open de Miami, el judo y todo el fútbol, tanto local como internacional.
  Comentarios