NBA

El asunto de Chris Paul no es un caso cerrado

El estelar armador Chris Paul llegó a OKC procedente de Houston en un intercambio con Russell Westbrook.
El estelar armador Chris Paul llegó a OKC procedente de Houston en un intercambio con Russell Westbrook. Getty Images

Si bien, por una parte, el Heat no ha perseguido al ahora armador del Thunder; por la otra, eso no significa que no esté interesado en hacerse con sus servicios.

La cuestión es que el quiere cambiarlo es el equipo de Oklahoma y que por tanto es el que debe hacer el sacrificio.

Pat Riley juega con ventaja y ha dejado enfriar el asunto, haciendo saber que para tragarse un contrato de $124 millones por tres temporadas hay que darle algo más a cambio. Y ese cambio es bien claro.

El presidente del Heat quiere recuperar las dos selecciones de primera ronda del draft que curiosamente obran en poder de OKC: la del 2021 sin protección y la protegida del 2023.

Paul, quien llegó a Oklahoma City procedente de Houston en un intercambio por Russell Westbrook, está de acuerdo con irse para Miami preferentemente, pero el Thunder no quiere soltar las dos selecciones y eso complica aún más el intercambio.

A Miami le gusta el armador, pese a sus 34 años, pero quiere que esas selecciones regresen a sus manos. OKC solo daría una de ellas, demodo que si no cede se tendrá que quedar con Paul irremediablemente.

La primera selección (2021) llegó a los Clippers en el operación que trajo a Goran Dragic a Miami en el 2015. La segunda (2023) llegó al equipo de los Ángeles en el canje por Jimmy Butler y ambas fueron enviadas a Oklahoma ahora con el cambio de Paul George.

El Thunder está inmerso ahora en un proceso de reconstrucción y por tanto no cuenta con Paul, pero si quiere las selecciones que originalmente eran del Heat.

Un ser o no ser, esa es la cuestión. Unos dicen que están obligados a entenderse, dado el interés del Riley de traerlo a Miami, de Paul en jugar en el Heat y del deseo del Thunder en cambiarlo; pero las futuras selecciones del draft se presentan como un enorme obstáculo.

Todo puede pasar, pero Paul hoy por hoy no es mucho mejor que Dragic, quien además tiene la mitad de su salario y apenas le queda un año de contrato, sin contar que para cubrir su sueldo el Heat tendría que dar dos jugadores más debilitando demasiado al quinteto de la Capital del Sol.

Igualmente habrá que esperar al 26 de julio a ver si Bradley Beal acepta o no su extensión de contrato, lo cual definirá la estrategia del Heat.

De momento con lo que hay las casas de apuestas le dan como candidato a entrar en los playoffs y cualquier cosa puede pasar en una Conferencia Este no tan fuerte, donde los Bucks y los Sixers son los grandes favoritos, seguidos de Celtics, Pacers y Raptors.

Los Nets este año, pese a que no deben contar con Kevin Durant, deben luchar con Miami por el sexto puesto y el Magic debe cerrar la fiesta de la postemporada.

La mercado de verano sigue con las puertas abiertas y a pesar de todo el asunto de Chris Paul, aunque se haya enfriado, no es un caso cerrado.

Pedro González es un experimentado reportero que hace 15 años cubre al Heat de Miami, la NBA, el Open de Miami, el judo y todo el fútbol, tanto local como internacional.
  Comentarios