NBA

¿El entrenador del Heat es de los mejores o de los peores de la NBA?

A Erik Spoelstra siempre le ha perseguido la controversia de si es o no un buen entrenador. No importa sus anillos, sus logros, o sus victorias; el coach del Heat siempre se le cuestiona.

Hoy en día un amplio sector de los aficionados del equipo de Miami piensa que el problema fundamental del quinteto de la Capital del Sol es precisamente Spoelstra.

Mientras, en la NBA, Spo es considerado un de los cinco mejores. Solo Greg Popovich, de los Spurs, y Steve Kerr, de los Warriors, están claramente considerados por encima de él.

No hay ninguna duda de su ética de trabajo, de su disciplina, de sus conocimientos, de su filosofía y la cultura implantada en el Heat. El equipo se ha ganado el respeto por el trabajo duro, por su defensa, por su lucha y esto no es por generación espontánea.

Sin embargo, Spoelstra a pesar de ser el segundo entrenador más longevo en la NBA, solo por detrás de Popovich, nunca ha ganado el premio a Mejor Entrenador del Año.

Si no gana es porque no gana y cuando lo hizo era porque tenía el Big Three. Los grandes entrenadores siempre ganaron multicampeonatos con grandes equipos, basta analizar los quintetos de Popovich, Kerr, Doc River, Phil Jackson y el propio Pat Riley, por citar algunos.

Hoy pocos equipos en la NBA pueden presumir de contar con un entrenador que entra en su temporada número 12, con dos anillos, cuatro finales y con el tercer mejor por ciento ganador .

Claro que comete errores, sobre todo en las rotaciones y cuando el equipo necesita cerrar el juego, pero también es verdad de que en los últimos años ha dirigido una “guerrilla”.

Por suerte esta temporada no tendrá a quien culpar, tras la marcha de Hassan Whiteside, y con la llegada de Jimmy Butler tiene la estrella que necesitaba para lanzar el equipo más alto.


Las predicciones de los expertos no sitúan al Heat más allá de la sexta plaza, pero esta temporada Spoelstra, con Butler y el equipo saludable, tiene la ocasión idónea para demostrar su valía rompiendo estos pronósticos y de una vez acallar las voces que le ningunean.

Spo tiene mucho trabajo adelantado, un buen líder y un grupo de jugadores atléticos capaces de morir en la cancha. Potenciar la ofensiva será su misión y ganar cada juego deberá ser su obsesión.

Muchos esperan que el Heat tenga dificultades para llegar a los playoffs, y que si entra será barrido en los playoffs, sin duda es su oportunidad, como bien él mismo suele decir: “No hay excusas”..

Pedro González es un experimentado reportero que hace 15 años cubre al Heat de Miami, la NBA, el Open de Miami, el judo y todo el fútbol, tanto local como internacional.
  Comentarios