NBA

El Heat sufre un colapso contra los Bulls

Chris Andersen bloquea un disparo de Derrick Rose. El Pájaro volvió el domingo al Heat.
Chris Andersen bloquea un disparo de Derrick Rose. El Pájaro volvió el domingo al Heat. el Nuevo Herald

El Heat buscaba la noche del domingo enderezar el rumbo ganando en el American Airlines Arena sabiendo que enfrentaban a los Bulls, que van en busca del banderín del Este, y que no podían contar con su estrella Chris Bosh.

Y no pudo ser.

Al equipo de Chicago (15-8) le bastó con mantener el ritmo y apretar en el tercer parcial para imponerse 93-75 a un errático quinteto de Miami (11-13).

Los Bulls lucieron inmensos en defensa gracias a la falta de puntería del Heat (35% y 18.2 % en triples), lo que provocó que apenas alcanzaran 12 asistencias y que terminaran empatando la anotación más baja de la temporada.

Y es que resulta muy difícil establecer una cierta consistencia con tantos cambios en la rotación. Miami jugó el domingo el partido número 24 con la alineación número 10.

“Tuvimos una pobre ejecución en ambos lados de la cancha. Tenemos que ejecutar mejor y ayudar a ejecutar mejores tiros”, comentó tras el juego el entrenador del Heat Erik Spoelstra. “Hay que tener consistencia en nuestros juegos y no culpar a las lesiones, que son parte del juego. Tenemos que analizar las áreas que hay que mejorar”.

Loul Deng con 17 puntos y 10 rebotes ante su exequipo fue el mejor del Heat, seguido de cerca por el guerrero Dwyane Wade con 17 puntos, Mario Chalmers con 11, Norris Cole con 10, los mismos que Justin Hamilton, la mayor puntuación en su carrera.

El domingo regresó a la rotación Chris Andersen, quien aportó dos puntos (1-1), tres rebotes, una asistencia y un bloqueo en 18 minutos de actuación.

Por los Bulls los más destacados fueron Mike Dunleavy con 22 puntos, Jimmy Buttler 17, Taj Gibson 15, Derrick Rose 14 y Pau Gasol con nueve puntos y nueve rebotes.

El banco de Chicago aportó 16 puntos, mientras el de Miami llegaba a 21.

La primera mitad terminó favorable a Chicago 39-32, después de perder el primero y ganar el segundo parcial ante un equipo de Miami hasta entonces muy batallador.

Los Bulls comenzaron arriba el primer cuarto y llegaron a estar ganando 2-10, pero el Heat reaccionó y logró empatar el juego 11-11 a la mitad del período. La corrida terminó siendo de 16-4 y Miami se llevó el parcial inicial 18-14.

El Heat se mantuvo delante en los primeros compases del segundo, pero con el reloj marcando 9:30 Chicago empató el juego a 20. Luego tomó el mando definitivamente, aunque no fue hasta los dos últimos minutos cuando logró despegarse y marcharse a descansar con siete puntos de ventaja.

En la segunda parte vino el declive del Heat y el tabloncillo se inclinó a favor de los Bulls.

Miami sufrió un colapso en el tercero en ambos lados de la cancha y el marcador final del cuarto 33-16 así lo reflejó. Al Heat nada le salía, la pelota no entraba, en tanto permitía que Dunleavy los martillara con 19 puntos en ese parcial, ampliado la diferencia a 24 puntos por parte de los Bulls, al terminar arriba 72-48.

En el último cuarto la ventaja de Chicago llegó a ser de 26 puntos, pero Miami en un esfuerzo supremo logró reducirla a 15 y eso fue todo. Los Bulls liderados ahora por Rose volvieron a estirarla a 20, para luego dedicarse a administrar la ventaja y sellar el triunfo por 18 puntos de diferencia.

El Heat viajara el martes a Brooklyn para enfrentar (7:30 p.m.) a los Nets (10-12) en un interesante duelo del séptimo contra el octavo.

  Comentarios