NBA

El Heat cae ante los Wizards en su peor racha desde el 2008

Dwyane Wade (3) trata de anotar sobre la marcación de Bradley Beal, el viernes.
Dwyane Wade (3) trata de anotar sobre la marcación de Bradley Beal, el viernes. El Nuevo Herald

La mayoría de los miles de aficionados que acudieron el viernes por la noche a la Arena American Airlines veían muy difícil un triunfo de Miami ante Washington, debido a lo mal que el equipo estaba jugando en casa.

Y desafortunadamente se cumplieron los peores presagios, pues los líderes de la División del Sureste derrotaron 105-103 a un Heat que cayó por quinta ocasión en fila en su casa, la peor racha de este tipo desde marzo del 2008.

Los Wizards extendieron a seis una cadena de éxitos y exhiben balance de 10-1 en sus últimos 11 encuentros para colocarse a 13 juegos por encima de .500 y confirmar su mejor comienzo de temporada desde la contienda de 1978-79.

Liderados por Nené Hilario con 20 puntos, y 20 cartones con 11 asistencias de John Wall -su 16to doble doble de la campaña-, los Wizards pudieron más que el Heat, que esta vez lucho a brazo partido de principio a fin.

Miami tuvo en Dwyane Wade a su mejor hombre con 28 unidades, y su último disparo desde más allá del arco levantó de sus asientos a los fanáticos al colocar a su equipo a solo un punto del empate con 11 segundos por jugar.

Pero con 3.8 segundos en el reloj el propio Wade cometió un error costoso al perder un balón que sellaría el triunfo de los visitantes.

Dos elementos permitieron que Miami terminara la primera mitad solo un punto por debajo de Washington (55-54): los tempranos problemas de faltas de Marcin Gortat y una inusual baja producción del estelar Wall, quien se fue con apenas seis puntos en los dos primeros cuartos.

Por intermedio de Chalmers y Wade, los jugadores de Miami se involucraron mucho más que en las jornadas previas y sostuvieron una buena pulseada contra un equipo que se ubica entre los mejores de la Conferencia Este.

Sin duda, Miami tiró menos en la mitad inicial, pero mostró un excelente 64.7 por ciento de efectividad, que si no tuvo más efecto en la pizarra se debió a ciertas fallas en la defensa, sobre todo de la zona interior.

Ciertamente, Gortat no estuvo azotando a los de casa -como suele hacerlo- debido al tiempo de inacción, pero Nené impuso su presencia dominante bajo los tableros y causó muchos problemas.

El tercer cuarto no pudo comenzar mejor para el Heat con Wade encendido y la ofensiva funcionando con alta potencia al punto de lograr una ventaja de ocho cartones, pero nuevamente Nené se dio a la tarea de contener la marea de los locales.

A pesar de todo, Miami llevó la mejor parte en el tercer período y le puso punto final con ventaja de 79-76, dejando todo listo para un cuarto tiempo de muchísima acción y entretenimiento, donde el liderato cambió de mano en varias ocasiones hasta que terminó en manos de los capitalinos.

  Comentarios