NBA

Los Raptors propinan golpe al Heat en Miami

Hassan Whiteside, del Heat, se apresta a lanzar rodeado por DeMar DeRozan (izq.), James Johnson y Bismack Biyombo (der.), de los Raptors, en el AmericanAirlines Arena en Miami, la noche del viernes 18 de noviembre del 2015.
Hassan Whiteside, del Heat, se apresta a lanzar rodeado por DeMar DeRozan (izq.), James Johnson y Bismack Biyombo (der.), de los Raptors, en el AmericanAirlines Arena en Miami, la noche del viernes 18 de noviembre del 2015. dsantiago@elnuevoherald.com

La primera vez que los Raptors visitaron Miami en noviembre fueron intimidados por una ofensiva que los sobrepasó en 20 puntos, pero este viernes por la noche la historia resultó muy diferente.

Toronto vino de menos a más para imponerse 108-94 al Heat que vio cortada su racha de victorias en la Arena American Airlines y dio un paso atrás en sus deseos de encontrar estabilidad en la Conferencia Este.

A pesar de no contar con dos titulares, los Raptors se apoyaron en el estelar DeMar DeRozan y el veterano Luis Scola, quienes aportaron 30 y 20 puntos cada uno para asestarle un golpe a un Miami que no ha estado fino en su patio.

El Heat perdió 13 balones que se tradujeron en 23 cartones para los visitantes, mientras a la ofensiva ningún jugador podía rebasar la marca de 21 unidades, redondeando una noche mala a ambos lados del tabloncillo.

Miami llevó la mejor parte en los dos primeros parciales, pero la superioridad no llegó sino hasta los minutos finales del segundo, pues Scola se encargó de mantener a flote y hasta darles esperanzas de triunfo a Toronto.

El argentino fue un látigo en ese período inicial al encestar 12 cartones -promedia 9.9 por encuentro- para que los canadienses se fueran al intermedio entre tiempo y tiempo arriba en el marcador (27-25).

Si el Heat no se vino abajo en esos minutos del comienzo se debió única y exclusivamente a Goran Dragic, quien tuvo que trabajar muchísimo y atacar el aro de manera constante para mantener el paso de Scola.

Dragic se fue con 11 puntos en el parcial de inicio y luego le cedió al bastón de mando a Wade, quien si bien recuperó su pulso al ataque estuvo muy errático en el dominio de la pelota al perder él solo seis balones.

Pero nadie imaginó la debacle que sobrevendría en el tercer parcial, cuando Miami vio cómo se esfumaba una ventaja de 11 unidades bajo el peso de un rally de 17-3 impulsado por los visitantes que no solo empataron sino que se apoderaron de la cima.

A duras penas, el Heat logró finalizar ese tiempo sin que el daño fuera mayor gracias a un par de canastas de tres puntos de Gerald Green justo antes de que el silbato determinara el final de un período en el cual Toronto anotó 31 puntos.

Para el final, Miami intentaba por todos los medios recortar la diferencia, pero en la desesperación se perdieron los fundamentos defensivos que hacen mejor al conjunto.

Siga a Jorge Ebro en Twitter: @jorgeebro

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios