NBA

El Heat de Miami busca salir a flote ante la incertidumbre con Chris Bosh

Chris Bosh, el entrenador del Heat Erik Spoelstra y el coach auxiliar David Fizdale, conversan durante la pretemporada el 1ro de octubre del 2015 en la arena de la Florida Atlantic University, en Boca Raton.
Chris Bosh, el entrenador del Heat Erik Spoelstra y el coach auxiliar David Fizdale, conversan durante la pretemporada el 1ro de octubre del 2015 en la arena de la Florida Atlantic University, en Boca Raton. dsantiago@elnuevoherald.com

Tras la pausa por el Juego de las Estrellas, el Heat regresó este miércoles a las prácticas en el American Airlines Arena. Estaban todos, menos uno, Chris Bosh, quien a todas luces se perderá lo que queda de temporada regular.

Nadie confirmó la condición de Bosh, pero tampoco la negaron. Ahora le queda a Miami una tarea mucho más difícil: mantenerse en los puestos de playoffs sin su mejor anotador.

El entrenador del Heat Erik Spoelstra, fiel a su filosofía, trató de mostrarse optimista.

“Tuvimos un gran día de práctica. Nos sentimos muy bien para afrontar estos próximos 29 partidos”, dijo Spoelstra. “Conseguimos trabajar bien hoy. Hemos visto mucho optimismo en este gimnasio”.

Al mismo tiempo la franquicia de la Capital del Sol emitió un escueto comunicado sobre el jugador: “Chris Bosh no se entrenó hoy [miércoles] y se perderá el partido contra Atlanta el viernes. Cuando haya más información disponible esta se hará pública”.

El Heat inicia esta segunda etapa sin Bosh y jugando fuera de casa ante los Hawks, uno de sus rivales directos, para regresar de inmediato a Miami para una estancia de tres juegos, el primero el sábado contra los Wizards, luego el lunes ante los Pacers y el miércoles con los Warriors.

El equipo de Miami tratará de contratar a un sustituto por CB antes de que cierre el mercado este jueves (3 p.m.); pero, sin apenas tiempo, la tarea se torna más que difícil.

De cualquier modo, estos próximos juegos pueden servir para ver de qué madera está hecho este Heat y si realmente sus jugadores son capaces de demostrar su talante.

Aunque aún no se ha confirmado, es un hecho que Bosh tendrá que tomar anticoagulantes durante un período no menor de tres meses para disolver todos los coágulos, y durante ese tiempo podría practicar teniendo mucho cuidado de no darse un golpe. Tomar menos cantidad o acortar ese período de tiempo podría poner en serio riesgo su salud y eso ahora es lo más importante.

Lo más probable es que Bosh se recupere, pero no el Heat.

El Heat (29-24) ha perdido uno de sus dos mejores hombres y ya se vio el año pasado, cuando también Bosh estuvo ausente la segunda parte, que con Dwyane Wade solo es muy difícil meterse entre los ocho primeros de la conferencia, incluso a pesar de que hoy va quinto.

El delantero de poder del Heat, quien ha jugado los 53 partidos, tiene una media de 33.5 minutos de juego, con un promedio de 19.1 puntos y 7.1 rebotes por partido. A partir de ahora, cualquier cosa pudiera pasar, desde que regrese hasta que se retire.

A pesar de esa incertidumbre, Bosh tiene motivos para estar optimista. El que no los tiene es el Heat, que con su ausencia le acaban de esfumar las pocas opciones de ganar el título que le quedaban.

Siga a Pedro J González en Twitter: @PedroJulio59

  Comentarios