NBA

El Heat termina ahogado en la orilla de Milwaukee

Shabazz Napier (izq.) trata de detener el avance del armador del armador de los Timberwolves Ricky Rubio, el miércoles.
Shabazz Napier (izq.) trata de detener el avance del armador del armador de los Timberwolves Ricky Rubio, el miércoles. NBAE/Getty Images

El Heat llegó a Minnesota necesitado de una victoria, que lo mantuviera en la zona de playoffs, ante unos peligrosos Timberwolves.

Y cuando parecía que llegaría a buen puerto, después de nadar contra corriente gran parte del tiempo, terminó muriendo en la orilla.

En un emotivo encuentro, que se decidió en el último minuto, el equipo de Minnesota derrotó 102-101 al quinteto de Miami, que de este modo se colocó a punto de caer de los puestos de playoffs.

El Heat volvió a fallar en el momento clave y los pequeños errores le condenaron, haciendo estéril el esfuerzo de Hassan Whiteside, quien se marchó con otro doble-doble de 24 puntos y 20 rebotes.

De nuevo cinco jugadores del Heat terminaron con más de 10 puntos. Además de Whiteside, Loul Deng se fue con 18, Norris Cole con15, Chris Bosh con 14 y Mario Chalmers con 12.

Pero su defensa no pudo impedir que cinco jugadores de los Timberwolves también alcanzaran doble dígitos.

Kevin Martin terminó con 30 puntos, Taddeus Young con 16, Nikola Pekovic y Gorgui Dieng con 13, así como Mo Williams con 10 y 10 asistencias.

Al terminar la primera mitad los Timberwolves ganaban 53-51 después de ganar el primero y perder el segundo ante un equipo de Miami que poco a poco se fue recomponiendo.

Los Wolves comenzaron mejor y rápidamente tomaron el mando, llegando a sacar hasta ocho puntos de ventaja, sin embargo esta vez el entrenador Erik Spoelstra mantuvo sobre la cancha a Whiteside y el Heat logró ir cerrado la brecha, aunque no pudo impedir que Minnesota ganara el primero 27-24.

Miami continuó batallando y su esfuerzo dio resultado cuando a falta de tres minutos igualó el partido por primera vez en la noche (44-44), sin embargo a pesar de ganar el parcial (27-26) no pudo voltear el marcador y los Timberwolves se fueron a descansar con un punto de ventaja.

La mejor noticia de la noche para Miami fue que el Heat por fin logró ganar el tercer cuarto (32-23), después de regresar encendido de los vestuarios. Gracias a eso tomó el mando 83-76.

A los pocos minutos de iniciado al último cuarto el quinteto de la Capital del Sol ya había estirado a 10 puntos la ventaja. Pero como ya es una constante volvieron a colapsar y los Wolves con una corrida de 17-4 lograron darle vuelta al marcador.

El Heat se mantuvo a la estela de Minnesota, llegando a ponerse a un punto a falta de un minuto. Bosh voltió el marcador cuando quedaban 50 segundos, pero Martin respondió con otra canasta nueve segundos después.

Al final Chalmers tuvo en sus manos el triunfo pero su bandeja no entró, ni el posterior intento de tres de Cole, decretando así el triunfo de los Timberwolves por un punto.

  Comentarios