Otros Deportes

Atleta extrae diente de hija con lanzamiento de jabalina

Bryan Clay realiza un salto con pértiga durante la competencia de decatlón en los Juegos Olímpicos de Beijing, China, el 22 de agosto del 2008.
Bryan Clay realiza un salto con pértiga durante la competencia de decatlón en los Juegos Olímpicos de Beijing, China, el 22 de agosto del 2008. MCT

Para la familia de Bryan Clay, todo es diversión y juegos, especialmente cuando se extrae un diente.

El decatleta estadounidense usó una creativa técnica para extraer un diente flojo de su hija de 5 años, Ellie. Clay ató un extremo de un hilo al diente y el otro a una jabalina. Luego realizó el lanzamiento.

Y el diente voló. Todo quedó registrado en un video que se ha vuelto sumamente popular en las redes sociales, pese a que puede causar escalofríos en más de un espectador.

Clay comentó en un mensaje por correo electrónico que la idea fue creada en colaboración entre su hija y su esposa.

“Ellie es nuestra hija menor y ha visto a su hermano y a su hermana hacer cosas extrañas para quitarse sus dientes flojos”, dijo Clay, que ganó la medalla de oro en decatlón en los Juegos Olímpicos de Beijing en 2008. “Así que estaba emocionada porque finalmente era su turno”.

En el video, Ellie dice “adiós” al diente. Clay luego le indica a su hija que mantenga su barbilla en alto y realiza un conteo regresivo antes de lanzar la jabalina.

Al principio, la familia no creía que la técnica hubiera tenido éxito, pero Ellie les indica que “funcionó” y señala el espacio donde el diente solía estar. La familia se lanza entonces en busca del diente –algo imprescindible para que el ratón le diera su premio a la niña. Ellie pregunta si alguien podía darle agua.

“Ella estaba emocionada de hacer esto”, dijo Clay. “Bailaba de un lado a otro mientras gritaba, `¡Tengo mucha suerte! ¡Me retiraron un diente con una jabalina!’’’

Clay, de 35 años, ganó una presea de plata en las Olimpiadas de Atenas en 2004. También obtuvo el primer lugar en el Mundial de 2005.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios