Otros Deportes

Federer y Del Potro revivirán la final del US Open en Miami

El mundo mágico del Miami Open

Cada año aficionados y tenistas aguardan con singular entusiasmo el Miami Open. Todos se congregan en Key Biscayne para ver en acción a los ases mundiales de la raqueta, y de paso disfrutar de todo lo que se ofrece en el entorno.
Up Next
Cada año aficionados y tenistas aguardan con singular entusiasmo el Miami Open. Todos se congregan en Key Biscayne para ver en acción a los ases mundiales de la raqueta, y de paso disfrutar de todo lo que se ofrece en el entorno.

Juan Martín del Potro y Roger Federer revivirán este viernes en Miami la final del US Open del 2009, en la que el argentino alcanzó la máxima gloria al derrotar al entonces número uno del mundo, para quedarse con su primer y único Grand Slam.

Siete años más tarde, ninguno de los dos brilla con la intensidad que supieron tener en aquel entonces; ambos están buscando recuperarse de lesiones graves, pero el partido promete ser un buen espectáculo donde los fanáticos podrán ver tenis de calidad en una de las etapas más tempranas del torneo.

Federer dijo el jueves en conferencia de prensa que se encuentra en buen estado físico y que su recuperación ha sido rápida. El suizo fue operado a principios de febrero luego de lastimarse los meniscos de la rodilla izquierda cuando se preparaba para darle un baño a sus pequeñas hijas.


“Pensé que iba a terminar mi carrera sin este tipo de lesiones, fue un golpe muy duro, me desilusioné bastante”, dijo. “Quiero ver cómo [mi rodilla] va a reaccionar, cómo se sentirá después del partido”.

Este será el primer partido del número tres del mundo desde que perdió en las semifinales del Australian Open en enero frente al monarca de la ATP, Novak Djokovic.

Federer dijo que al ser el primer juego de su vuelta siente que “no tiene nada que perder”, y si bien buscará seguir avanzando en la competencia, tomará las medidas necesarias para cuidarse si siente alguna molestia en su rodilla.

“Si siento algo mañana no jugaré, es así de simple. Por una vez las expectativas son bajas, lo cual es bueno. Quiero salir y ver cómo estoy”, dijo Federer.


Por el lado del sudamericano, Del Potro viene de hacer una excelente presentación durante la primera ronda del miércoles frente a su compatriota Guido Pella, el argentino mejor rankeado del mundo (39), a quien derrotó en sets corridos 6-0, 7-6 (4).

“La Torre de Tandil” supo desplegar con confianza sus armas principales: el saque y la potente derecha que no había podido mostrar durante casi 11 meses. Delpo volvió al circuito en febrero luego de un año de inactividad por problemas en su muñeca izquierda, la que debió operarse dos veces.

Comenzó a agarrar buen ritmo de juego en Delray Beach, donde alcanzó su primera semifinal de un torneo profesional desde principios del 2014. Y se vio entero hace dos semanas en Indian Wells, donde pudo meterse en la segunda ronda y perdió contra el checo Tomas Berdych (7 del ránking), por 7-6 6-2.

“La realidad indica que voy a poder enfrentar al mejor jugador de la historia del tenis, y obviamente me gustaría estar en mejores condiciones para que los partidos vuelvan a ser como los que ya jugamos en el pasado, pero la realidad es otra”, dijo Del Potro en conferencia de prensa el miércoles por la noche. “Me toca enfrentarlo con lo que tengo. Más allá del resultado, para mí va a ser un momento único, porque lo extrañé muchísimo”.

No sería del todo una sorpresa si el argentino logra superar al reloj suizo, que llega un poco oxidado tras casi dos meses sin competencia.

“Es bueno verlo [a Del Potro] de vuelta”, dijo el suizo. “Estamos en una situación similar, aunque su lesión fue mucho peor”.

Siga a Sergio Cándido en Twitter: @sncandido

  Comentarios