Elecciones

Fuerza política de Trump impulsó triunfo de republicanos en Florida, según analistas

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no estaba en la boleta electoral de Florida, pero su respaldo a los candidatos republicanos en varias de las contiendas y en especial la del Senado y Gobernación impulsó la victoria de su partido en las elecciones de medio mandato del martes, de acuerdo con expertos.

Analistas consultados por el Nuevo Herald dijeron que Trump contribuyó a evitar que la llamada “marea azul”, en referencia al color del Partido Demócrata, arrasara con los republicanos en uno de los estados más importantes en las contiendas electorales del país.

“La Florida sí es un estado polarizado, pero los demócratas tienen que reconocer que el presidente Donald Trump es una fuerza política inmensa en este estado y es muy probable que si las elecciones presidenciales fueran hoy, Donald Trump ganara la Florida”, dijo el analista político demócrata Mike Hernández.


Hernández dijo que no se puede soslayar el “factor Trump” en los resultados de la contienda para la Gobernación de Florida o en el escaño para el Senado en el Congreso de EEUU.

El republicano Ron DeSantis venció a su contrincante demócrata Andrew Gillum al obtener cerca de 4 millones de votos (49.8 por ciento), frente a los 3.9 millones (48.9 por ciento) de su rival, de acuerdo con cifras del Departamento de Elecciones de Florida.

DeSantis, un ex congresista, tenía total respaldo de Trump.

El presidente Trump siguió este miércoles expresando respaldo a DeSantis.

“DeSantis demostró un gran coraje en su dura campaña para convertirse en el Gobernador de Florida. Felicitaciones a Ron y familia”, manifestó en su cuenta de Twitter.

DeSantis le agradeció el respaldo: “Quiero agradecer a nuestro presidente por permanecer a mi lado, por respaldarme incluso cuando ello no era lo más políticamente conveniente”.

Y la influencia del gobernante estadounidense también estuvo muy presente en la contienda por el Senado. El gobernador Rick Scott, quien mantiene una estrecha relación con Trump, se impuso al demócrata y actual senador de Florida, Bill Nelson.

Pero la victoria de Scott fue por un estrecho margen y que Nelson no ha reconocido, podría terminar en un recuento de votos.

Nelson anunció el miércoles que debido al escaso margen pudiera realizarse un recuento de votos.

“Estamos procediendo a un recuento”, dijo el senador en una breve declaración.

En un comunicado se explicó que “los resultados no oficiales muestran que el senador estadounidense Bill Nelson está muy cerca del candidato republicano Rick Scott por un poco más de 34,500 votos de un total de 8.1 millones de votos emitidos. Eso es menos de medio punto porcentual de diferencia. La ley estatal requiere un recuento cuando los candidatos están con medio punto”.

El siguiente paso en el proceso, se explicó, es que los 67 supervisores electorales vuelvan a verificar la cuenta total, y que la campaña de Nelson se comunique con los votantes cuyas boletas no fueron contadas debido a la falta de identificación o una dirección coincidente, por ejemplo.

“La fecha límite es el sábado al mediodía, o tal vez más en ciertas circunstancias, para determinar si el recuento procede de acuerdo con la ley”, se informó.

Hernández dijo que si hay un recuento eso podría no cambiar el resultado de la contienda.

“Al fin y al cabo tenemos un estado que sigue siendo a nivel estatal dominado por los republicanos, especialmente la parte norte del estado”, afirmó.

Destacó también que los demócratas, y sobre todo su candidato a la gobernación, Andrew Gillum, realizaron un “trabajo buenísimo motivando a la base y llevándola a las urnas”, pero ahora tienen que investigar el por qué no están ganando.

“Aquí en el sur de Florida hicieron un muy buen trabajo, ahora (hay que ver) cómo podemos ganar esos votos en los condados rurales”, que en su mayoría están en el norte del estado, agregó.

Para el asesor de marketing político Aquiles Esté tampoco fue una sorpresa que ganara el candidato republicano a la gobernación de Florida y consideró que el escándalo sobre el presunto vínculo entre la campaña del demócrata y un agente del FBI tuvo incidencia en su derrota.

En cuanto a la contienda para el Senado, comentó que Scott terminó su “mandato (como gobernador) relativamente bien. Supo abrazarse tempranamente a la imagen de Trump y eso le permitió ganar”.

“Scott leyó bien las cosas, se amarró a Trump y eso le dio la ligera ventaja que le dio el triunfo el día de ayer (martes)”, expresó el analista político de la empresa Semiotis.

Con respecto a la polarización que se observó en los resultados electorales del estado, Esté dijo que eso es un signo de los tiempos actuales de Trump, quien vive de eso, “ese es su alimento principal y eso va a determinar la política durante su período”.

El Partido Republicano de Florida, a su vez, manifestó estar muy “orgulloso” porque el próximo gobernador del estado sea Ron DeSantis y agradeció a los electores por el apoyo brindado.

“Con su apoyo y votos hemos asegurado una gran victoria para Florida”, dijo en su cuenta de Twitter.

Siga a Sonia Osorio en Twitter: @soniaosoriog
  Comentarios