Estados Unidos

Rubio defiende a Trump, presiona a Comey para que declare que presidente no era persona de interés

Fotografías del senador Marco Rubio, y el ex director del FBi, James Comey. AP-Archivo
Fotografías del senador Marco Rubio, y el ex director del FBi, James Comey. AP-Archivo

El senador republicano de la Florida Marco Rubio defendió el jueves al presidente Donald Trump durante una audiencia altamente publicitada con el ex director del James Comey.

Rubio, quien cenó con el Presidente esta semana, presionó a Comey con respecto a su decisión de no revelar públicamente que Trump no era una persona de interés en la investigación todavía en curso sobre la influencia de Rusia en las elecciones del 2016.

Rubio preguntó a Comey acerca de sus conversaciones con Trump en las cuales el Presidente había preguntado sobre la investigación todavía en curso.


"No hacemos más que hablar sobre esta nebulosa, usted considera que la nebulosa es la investigación de Rusia en general, pero la solicitud específica [de parte de Trump] fue que usted dijera al pueblo estadounidense lo mismo que usted ya le había dicho a él, lo mismo que ya usted había dicho a los líderes del Congreso, tanto demócratas como republicanos, que él no estaba personalmente siendo investigado", dijo Rubio.

"Sí, señor", respondió Comey.

"Para ser claros: el que usted hubiera hecho una declaración pública de que él no estaba siendo investigado no hubiera sido ilegal, pero usted consideró que no tenía sentido porque podría potencialmente crear el deber de corregirlo en caso de que cambiaran las circunstancias", dijo Rubio.

"Yo lo debatí conmigo mismo antes de dar testimonio para confirmar que existía una investigación y que habían dos preocupaciones principales", dijo Comey. "Una es que eso crea el deber de corregirlo, que es algo por lo que he pasado antes y uno debe ser cuidadoso al respecto, y en segundo lugar es problemático, porque si digo que el presidente y el vicepresidente no están siendo investigados, ¿en base a qué principio se debe parar?"


Rubio, miembro de la Comisión Selecta de Inteligencia del Senado, cuestionó esa decisión de Comey, diciendo que la investigación sobre Rusia en general se filtró constantemente a los medios noticiosos, y que la decisión de Comey de no revelar esa información implicaba ante el pueblo estadounidense que el Presidente era una parte potencial de dicha investigación.

"Esta investigación tuvo un montón de filtraciones a diestra y siniestra", dijo Rubio. "A veces nos enteramos más leyendo los periódicos que en nuestras audiencias abiertas, eso es seguro. ¿No se ha preguntado alguna vez por qué en esta investigación de Rusia lo único que nunca se filtró fue el hecho de que el Presidente no estaba siendo investigado personalmente?"

"No sé, en mi experiencia los asuntos de los que se informa a la Pandilla de los Ocho se mantienen estrictamente confidenciales", dijo Comey.


La Pandilla de los Ocho son los líderes republicanos y demócratas de la Cámara de Representantes y del Senado, así como los de la comisión de inteligencia de cada cámara.

Dos días después de la audiencia, Rubio y su colega de la comisión de inteligencia, el senador Tom Cotton, republicano de Arkansas, cenaron con el presidente Trump y un pequeño grupo de legisladores en la Casa Blanca, y Rubio ha estado trabajando estrechamente con la Casa Blanca para reescribir la política de la nación hacia Cuba durante las últimas semanas.

La audiencia de Comey atrajo la atención general a nivel nacional, y desde el principio de su testimonio el ex director del FBI dijo que el presidente Trump había mentido sobre las razones por las cuales él había sido despedido en mayo.

Se había reportado anteriormente que Trump no era parte formalmente de la investigación a Rusia, pero Comey no confirmó públicamente esos reportes hasta que su testimonio se dio a conocer ayer con antelación a la audiencia.


El senador demócrata de la Florida Bill Nelson estuvo sentado en el público como espectador y se reclinó en su silla durante el interrogatorio hecho por Rubio.

Comey fue un factor importante tanto en la campaña electoral a la presidencia del año pasado, en la cual él declaró a la candidata demócrata Hillary Clinton inocente de toda conducta criminal pero causó una breve tormenta de escándalo al reabrir temporalmente la investigación días antes del Día de Elecciones, como en encabezar la investigación que ha perseguido a la Casa Blanca: específicamente, si su campaña o sus asociados tuvieron algo que ver en una conspiración de Rusia para influir en las elecciones.

La narrativa del testimonio escrito de Comey, el cual fue dado a conocer el miércoles por la Comisión de Inteligencia del Senado, incluye alegaciones de que el Presidente le dijo: "Yo espero lealtad", lo presionó a que disipara la "nebulosa" de investigación alrededor de la Casa Blanca y le pidió — pero no le ordenó — que retirara una pesquisa sobre el asesor de seguridad nacional depuesto Michael Flynn.


Greg Gordon y Matthew Schofield contribuyeron a esta historia.

Alex Daugherty: 202-383-6049, @alextdaugherty

  Comentarios