Estados Unidos

Espantoso crimen que sacudió al mundo acaba en doble tragedia: muere bebé de madre estrangulada

Un memorial de flores, globos, una cruz y una foto de la víctima Marlen Ochoa-López, se muestran el viernes 17 de mayo de 2019 en Chicago.
Un memorial de flores, globos, una cruz y una foto de la víctima Marlen Ochoa-López, se muestran el viernes 17 de mayo de 2019 en Chicago. AP

Un crimen que horrorizó al mundo –el estrangulamiento de Marlen Ochoa-López, una adolescente embarazada a quien le extrajeron brutalmente su bebé del útero con un cuchillo de carnicero– ha culminado en doble tragedia.

El bebé, Yovanny Jadiel López, quien se encontraba hospitalizado desde el asesinato en estado grave, falleció el viernes en el centro médico Advocate Christ de Oak Lawn, en las afueras de Chicago, informaron voceros de la familia.


La criatura tenía un mes y 21 días de nacido. Los médicos habían informado a la familia que había sufrido un daño cerebral severo por falta de oxígeno, y hasta su deceso estaba en soporte vital.

“Con gran tristeza informamos sobre el fallecimiento del bebé Yovanny Jadiel López. Falleció este viernes 14 de junio de 2019 de su grave lesión cerebral”, informó al respecto la activista Julie Contreras.

“Por favor, mantengan a su familia en sus pensamientos y oraciones a medida que atraviesan por este momento difícil”, agregó en un comunicado divulgado en Facebook.


El cuerpo de Ochoa, de 19 años, fue hallado el mes pasado, casi cuatro semanas después de su desaparición, en un contenedor de basura detrás de una casa en Chicago de una mujer acusada de su asesinato.

Según los fiscales, Clarisa Figueroa, de 46 años, dijo ser la madre del bebé cuando lo llevó al hospital. Ella y su hija de 24 años han sido imputadas por homicidio con agravantes.

Presenciar un crimen y reportarlo puede ser tan traumático como ser la víctima de cualquier crimen. Siga estos pasos si es testigo de una actividad ilegal.

Ochoa acudió a la residencia de Figueroa engañada con la promesa que vio en una publicación de Facebook de recibir artículos y ropa de bebé gratis. A su llegada, sucedió el acto de barbarie: fue estrangulada y le cortaron el vientre para remover el bebé, relató la Policía.

Posteriormente, Figueroa llamó exasperada al número de emergencias 911 para decir que su recién nacido no estaba respirando.


Cuando llegaron los paramédicos, la criatura estaba azul. Intentaron reanimarlo y lo trasladaron a un hospital cercano.

Después de matar a Ochoa-López y extraer a su bebé del útero, Figueroa continuó alegando que el bebé era suyo, e incluso buscó dinero en un sitio de financiación colectiva para el niño gravemente herido, informó el Chicago Tribune.

Pero el descubrimiento del cuerpo de la adolescente y la coincidencia con la hospitalización del bebé poco después del crimen sonó las alarmas de los cuerpos policiales. Acto seguido, se hicieron exámenes de ADN y lograron confirmar que se trataba del hijo de Ochoa y Yiovanni López, quien asumió la custodia y tenía esperanza de que el bebé sobreviviera.

Si bien hubo indicios prometedores, como cuando Yovanny Jadiel abrió los ojos, nunca recuperó la función cerebral completa y fue declarado muerto en el hospital, de acuerdo con un reportaje del Daily Mail.

Según el Chicago Tribune, la Policía y los fiscales han asegurado que cuentan con “una confesión completa grabada en video” de la hija de Figueroa afirmando que ayudó a su madre a estrangular a la víctima.

Los servicios cablegráficos de el Nuevo Herald colaboraron con esta información.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios