Diversion

La ‘Bestia de las Hamburguesas’ tiene una sorpresa a Miami y el postre es batido de flan

Primero, Sef González construyó un museo para mostrar su amor por las hamburguesas. Ahora, brindará su comida favorita al público de otra forma: por medio de su propio restaurante.
Primero, Sef González construyó un museo para mostrar su amor por las hamburguesas. Ahora, brindará su comida favorita al público de otra forma: por medio de su propio restaurante.

Primero, Sef González construyó un museo para mostrar su amor por las hamburguesas. Ahora, brindará su comida favorita al público de otra forma: por medio de su propio restaurante.

González, el experto en gastronomía conocido como el Burger Beast (la Bestia de las Hamburguesas), que “aprueba” restaurantes cuyos platos son a la vez deliciosos y módicos, está a punto de inaugurar un restaurante de hamburguesas y batidos en Westchester.

El My-T-Fine Burgers de González estará ubicado dentro de uno de los locales favoritos de donas en todo Miami, Mojo Donuts en Westchester. González ocupará un espacio que Mojo Donuts construyó originalmente para el helado Sweet Melody, pero que no llegó a concretarse esta primavera. González tiene pensado abrir el restaurante a mediados de agosto.

“Por fin tendré un lugar donde podré crear todas mis fantasías con las hamburguesas”, dijo González.

Durante varios años, González ha estado poniendo a prueba sus hamburguesas, una mezcla de Sunshine Provisions, en Hallandale Beach. El año pasado, sus hamburguesas se vendieron en eventos celebrados en el restaurante Arbetter, y en el Union Beer Store, de La Pequeña Habana.

Al principio, el menú será sencillo, una hamburguesa con queso doble al estilo del Burger Beast. Las dos hamburguesas se aplastan en una parrilla hasta darles una corteza umami, se le ponen cebollas, pepinillo, y lo que González llama salsa Beast, un catsup de sriracha con un leve toque de guayaba. González se opone firmemente a usar lechuga y tomates en las hamburguesas.

“Nunca. Aunque no debería decir nunca”, dijo riendo. “En realidad, es algo que no me interesa”.

Papitas fritas sazonadas y anillos de cebollas se pueden ordenar como acompañantes. Y la única forma de terminar la comida, dice el experto, es con un pie de manzana o un batido de flan —sí, de flan— llamado el Westchester Famous, especialidad de Creamy Creations.

Con el tiempo, el menú agregará su versión de una frita cubana, algo que González llama un “hijo ilegítimo”, producto de la influencia de dos de los mejores restaurantes de fritas de Miami, El Rey de las Fritas y El Mago de las Fritas. También habrá un pastel de carne (o salpicón) servido en una tostada de Texas y un sándwich al estilo Sloppy Joe con cebollas doradas a la parrilla, queso americano, salsa Beast y doritos triturados, un regreso a la comida chatarra para los que apetezcan.

De igual modo, habrá de forma ocasional hamburguesas inspiradas en los muchos viajes en busca de los mejores restaurantes de hamburguesas que ha hecho González por todo Estados Unidos.

Mientras espera que se hagan los cambios donde iba a abrir sus puertas la heladería, González estará vendiendo sus hamburguesas los domingos en su Burger Beast Burger Museum , localizado en el Magic City Casino de 12 p.m. a 5 p.m.

  Comentarios