Diversion

Si eres fan de las carreras, la máxima velocidad y la adrenalina, Miami tiene buenas noticias

Representación artística del circuito propuesto para el Gran Premio de Fórmula 1 de Miami, se celebraría anualmente en el Hard Rock Stadium en Miami Gardens si finalmente Miami-Dade aprueba un acuerdo preliminarl.
Representación artística del circuito propuesto para el Gran Premio de Fórmula 1 de Miami, se celebraría anualmente en el Hard Rock Stadium en Miami Gardens si finalmente Miami-Dade aprueba un acuerdo preliminarl. Miami Dolphins

Los autos están listos en la línea de partida.

Ahora lo único que falta es que el Condado Miami-Dade dé el banderazo.

Una carrera que lleva meses preparándose está un paso más cerca de la realidad. Formula 1 ha finalizado un acuerdo en principio con Hard Rock Stadium para traer las carreras al sur de la Florida a partir de mayo de 2021, ha conocido el Miami Herald.

“Estamos encantados de anunciar que Formula 1 y el Hard Rock Stadium han llegado a un acuerdo en principio para celebrar el primer Gran Premio Miami de F1 en el Hard Rock Stadium”, anunciaron Tom Garfinkel, presidente ejecutivo de los Dolphins, y Sean Bratches, director gerente de Operaciones Comerciales de F1, en un comunicado conjunto. “Con un impacto anual estimado superior a los $400 millones y 35,000 noches de habitación en hoteles, el Formula One Miami Grand Prix será un gran impulso económico al sur de la Florida todos los años.

“Estamos muy agradecidos a nuestros fanáticos, funcionarios electos y el sector local del turismo por su paciencia y apoyo durante todo este proceso”, dijo Garfinkel. “Esperamos traer el mayor y mejor espectáculo de carreras del mundo por primera vez a una de las regiones más icónicas y glamorosas del mundo”.

Ahora todo depende de los comisionados de Miami-Dade.

Pero ha habido oposición de los vecinos de Miami Gardens, de la comisionada Barbara Jordan, cuyo distrito incluye el Hard Rock Stadium, y el alcalde que se ha postulado para reemplazarla, Oliver Gilbert. Tanto Jordan como Gilbert se han pronunciado contra el evento.

La ordenanza propuesta por Jordan para exigir un voto de la comisión antes que la F1 reciba la autorización condal para cerrar temporalmente la NW 119 Street durante el fin de semana de la carrera. La decisión pudiera tomarse más adelante este mismo mes.

La antiguamente tirante relación entre los Dolphins y la comunidad que rodea el estadio ha mejorado significativamente en los últimos tres decenios, pero el equipo y un grupo de vecinos, liderado por la activista comunitaria Betty T. Ferguson, no concuerdan sobre si el evento debe celebrarse en el Hard Rock Stadium. Ferguson lideró una protesta contra la carrera el domingo en la esquina de NW 27 Avenue y la 199 Street.

A los vecinos les preocupa el tráfico, el ruido y la contaminación. Y tienen un defensor en Jordan, quien por otra parte ha sido aliada de los Dolphins durante mucho tiempo y votó a favor de traer la F1 a Miami-Dade el año pasado.

Los organizadores alegan que la carrera se celebrará e la propiedad de un estadio, no cerca de las residencias de la zona, y como dura solamente dos o tres horas un fin de semana al año, además de que mostrará Miami Gardens y el sur de la Florida al mundo.

Por otra parte, están los beneficios económicos, que los encargados de la planeación dicen que estarán al nivel de un Super Bowl.

Líderes del sector de turismo y hospitalidad de la región, que por lo general tiene una baja después de la temporada alta de invierno, están encantados con la perspectiva de unirse a la élite de ciudades sede de los grandes premios de F1, como Mónaco, Singapur y Barcelona, entre otros.

“Apoyamos y estamos encantados ante la perspectiva de la Fórmula 1 llegue”, dijo Wendy Kallergis, presidenta ejecutiva de la Asociación Hotelera del Gran Miami y las Playas. “Puedo decirle que todos nuestros hoteles en todo Miami-Dade, nuestros empleados, nuestros gerentes generales, están muy entusiasmados con esto”.

Kallergis habló a favor de que la F1 viniera a Miami a nombre del sector hotelero en una reunión reciente de la comisión condal.

El plan original era que la carrera fuera en un circuito callejero en el downtown de Miami. Pero el plan se canceló debido a preocupaciones de afectaciones a los negocios. Y la construcción del circuito, que demoraría tres meses cada año, en las calles de la ciudad había provocado grandes dolores de cabeza en el Puerto de Miami, al ferrocarril Florida East Coast Railway, a los Miami Heat y a otros negocios y vecinos en Biscayne Boulevard.

Ahí fue cuando los organizadores se fijaron en el Hard Rock Stadium y sus alrededores, terrenos que son propiedad de Stephen Ross, quien cubriría todos los costos de la carrera, incluida una pista especial de $40 millones dentro de los terrenos del estadio.

Las negociaciones, que no han concluido, comenzaron hace unos meses con la F1 y el alcalde condal Carlos Giménez.

Los organizadores han escuchado las preocupaciones de los que se oponen al evento, y señalan que el lugar donde está el estadio ofrece un diseño de pista compacto dentro de los terrenos del estadio, lo que significaría solamente un uso limitado de la NW 199 Street y una fracción de los trabajos de construcción que hubiera requerido el plan en el downtown de Miami.

Douglas Hanks, reportero del Miami Herald, contribuyó a esta información.

  Comentarios