Cuba

Altos funcionarios de EEUU viajan a Cuba tras nuevos ataques sónicos

Los tres funcionarios viajaron a La Habana para reunirse con el personal de la embajada de EUU tras los nuevos ataques, informó el Departamento de Estado.
Los tres funcionarios viajaron a La Habana para reunirse con el personal de la embajada de EUU tras los nuevos ataques, informó el Departamento de Estado. AP

Tres altos funcionarios del Departamento de Estado hicieron un inesperado viaje a Cuba para evaluar los “desafíos únicos” de los misteriosos incidentes que dañaron la salud de 26 funcionarios de la embajada en La Habana, dijo el una portavoz oficial.

Los tres funcionarios que viajaron a Cuba son el secretario de Estado adjunto en funciones para Latinoamérica, Francisco Palmieri; el subsecretario segundo para asuntos de gerencia, William Todd: y el secretario adjunto para Seguridad Diplomática, Michael Evanoff.

Según la portavoz del Departamento de Estado, los tres “viajaron a La Habana para reunirse con el personal de la embajada a la luz de los nuevos ataques contra los diplomáticos de Estados Unidos”.

“La salud y la seguridad de nuestro personal sigue siendo la principal prioridad del Departamento. El viaje otorgó a nuestros altos funcionarios la posibilidad de obtener una visión más profunda sobre los desafíos únicos que plantean estos ataques y su impacto en las operaciones de EEUU sobre el terreno”, añadió la vocera.

En junio, el Departamento de Estado aseguró que dos de sus diplomáticos en La Habana habían sufrido síntomas “similares” a los que manifestaron otros miembros de la embajada entre noviembre del 2016 y agosto del 2017, lo que elevó el número total de afectados a 26.

Los dos nuevos casos, los primeros desde el 2017, han provocado cierta incertidumbre dentro del Departamento de Estado, que teme que su personal diplomático siga sufriendo daños.

Por el momento, el gobierno no ha podido determinar “quién o qué” perjudicó la salud de su personal, que llegó a sufrir conmociones cerebrales.

Esos incidentes han deteriorado las ya delicadas relaciones bilaterales, porque Washington ha acusado a La Habana de saber quién perpetró los supuestos ataques a sus funcionarios y sus familiares, y de no haberles protegido adecuadamente, algo que niega el Ejecutivo cubano.

Debido a esos ataques -que en principio Washington calificaba de acústicos, aunque luego reconoció no tener confirmada su naturaleza- el pasado 29 de septiembre Estados Unidos ordenó la salida del personal no esencial de su embajada en Cuba, es decir, un 60 por ciento del total.

Las autoridades también ha detectado problemas de salud en su personal diplomático en el consulado de Guangzhou, en China.

  Comentarios