Cuba

Líder opositor está incomunicado en Cuba. Gobierno lo acusa de “asesinato en tentativa”

José Daniel Ferrer durante una visita a Miami en el 2016.
José Daniel Ferrer durante una visita a Miami en el 2016. pportal@elnuevoherald.com

El opositor cubano José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), está incomunicado desde que fue arrestado el 3 de agosto. El gobierno lo acusa de “asesinato en tentativa” de un oficial de las fuerzas de seguridad, un cargo que activistas dicen es “fabricado”.

“José Daniel sigue incomunicado, no sabemos dónde está, nadie ha podido verlo”, dijo Carlos Amel Oliva, líder del frente juvenil y número dos de la UNPACU.

La fiscalía de Santiago de Cuba acusó a José Daniel Ferrer y a Ebert Hidalgo Cruz de intentar atropellar al oficial del Ministerio del Interior Dainier Suarez Pagán. Aunque según el propio documento el golpe solo ocasionó un hematoma y rasguños en el brazo del agente, la fiscalía determinó que se trataba de un posible delito de “asesinato en tentativa” por lo que dictó prisión provisional para ambos.

Las leyes cubanas permiten que los fiscales, no los jueces, ordenen la prisión preventiva presuponiendo la autoría de un delito. Según el documento firmado por el fiscal Rolando Reyes, “aparecen motivos suficientes para suponer penalmente responsable al acusado atendiendo a las circunstancias del hecho y a la personalidad de los participantes”.

Ferrer estaba haciendo prácticas de conducción en Palmarito de Cauto, un pueblo de Santiago de Cuba, cuando el oficial se arrojó delante del auto para provocar el accidente, dijo Nelva Ortega, pareja de Ferrer. Ortega dijo haber presenciado el incidente. “Cuando corrimos hacia allí, [el oficial] ya se había levantado por sus propios pies y ya estaba montado en su moto”, dijo Ortega.

Según el documento de la fiscalía, el oficial del MININT había recibido un “fuerte golpe que le causó escoriaciones en antebrazo derecho y región lumbar y hematoma en antebrazo derecho”. Pero Hidalgo repitió la versión de Ortega y dijo que el auto “lo había rozado ligeramente”.

Hidalgo, quien es miembro de la UNPACU desde hace un año y también es el chófer habitual del auto que conducía Ferrer sin licencia, dijo que las autoridades le pusieron en libertad el sábado sin ofrecerle explicaciones, pese a haber sido acusado por la fiscalía del mismo delito que Ferrer. Hidalgo dijo que no había recibido maltrato físico pero sí sicológico durante los días que pasó detenido en una “celda de castigo, oscura, con ratones, mosquitos y cucarachas”.

Las leyes cubanas establecen multas y hasta varios meses de cárcel para los conductores que provoquen lesiones leves a otras personas.

Carlos Amel Oliva, líder del frente juvenil de la UNPACU, dijo que la acusación de la fiscalía “era totalmente un fraude y una farsa”. En varias conversaciones telefónicas con el Nuevo Herald, el activista ha detallado las acciones del gobierno para desarticular el trabajo de la organización opositora, entre ellas “el enmascaramiento de la persecución política mediante la fabricación de delitos comunes” contra los activistas.

Oliva también dijo que varios testigos habían sido presionados para cambiar sus declaraciones sobre el incidente.

José Daniel Ferrer habla sobre sus inicios como opositor y la organización que lidera en Cuba, la Unión Patriótica de Cuba.

Ferrer fue uno de los 75 disidentes arrestados durante la llamada “primavera negra” en el 2003 por ser uno de los promotores principales del llamado Proyecto Varela. Fue condenado a 25 años pero fue liberado con una licencia “extrapenal” en el 2011. A su salida de la cárcel, Ferrer creó la UNPACU, que se ha convertido en una de las organizaciones opositoras más activas, sobre todo en el oriente de la isla. Sus activistas frecuentemente publican videos en su canal de YouTube con denuncias de la población. Recientemente, Ferrer y la UNPACU se habían involucrado en la campaña por un plebiscito independiente conocida como Cubadecide.

Su detención ya ha generado preocupación de organizaciones internacionales, gobiernos y activistas.

El Departamento de Estado pidió al gobierno de Cuba que informara dónde se encontraba detenido Ferrer y que liberara a todos los presos políticos. Amnistía Internacional, que declaró preso de conciencia a Ferrer cuando fue arrestado en el 2003, pidió a las autoridades cubanas que le ofrecieran acceso a un abogado y permitieran que sus familiares lo visiten.

“En un momento en que el nuevo gobierno de Cuba inicia reformas jurídicas y constitucionales, debe demostrar al mundo que va a cumplir sus obligaciones de garantizar los derechos humanos y el debido proceso para todos los cubanos, incluidas las voces más críticas del país”, dijo la directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara Rosas.

Tres activistas de la UNPACU, entre ellos Ortega, se encuentran en huelga de hambre pidiendo la liberación de Ferrer, dijo Oliva. Varias organizaciones, entre ellas Encuentro Nacional Cubano y Justicia Cuba, han pedido su liberación.

En Twitter, los activistas han empleado la etiqueta #FreeFerrer para mostrar su solidaridad.

Siga a Nora Gámez Torres en Twitter: @ngameztorres
Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios