Cuba

Candidato a gobernador de la Florida Ron DeSantis pide llevar a Raúl Castro a los tribunales

El candidato republicano a gobernador de la Florida, el representante Ron DeSantis, volvió a pedir al gobierno de Estados Unidos que acuse formalmente a Raúl Castro por su supuesta responsabilidad en el asesinato de miembros de la organización Hermanos al Rescate, en un evento en la Pequeña Habana el jueves en la noche.

“Raúl Castro debe pagar por este crimen. Estoy trabajando y presionando al secretario de justicia Jeff Sessions para ordenar una investigación en la Florida”, dijo el representante DeSantis, tras añadir que iba a trabajar para implementar la política de Donald Trump hacia Cuba.

“No vas a hacer negocios con el régimen y fingir que estás ayudando al pueblo cubano. Hay que poner presión al régimen y tenemos herramientas en la ley de Helms-Burton para eso”, agregó en su discurso en el teatro Manuel Artime, el mismo en el que el presidente Donald Trump anunció su nueva política hacia Cuba el año pasado y agradeció el apoyo de una parte del electorado cubanoamericano.

El candidato dijo que si es electo gobernador, quiere “ver el final del régimen cubano” y “visitar una Cuba libre”.

Según sus organizadores, el evento fue planificado antes de que DeSantis ganara la candidatura republicana el mes pasado pero el mensaje sobre Castro está dirigido a los votantes cubanoamericanos del exilio histórico, un importante sector del electorado que será decisivo en lo que parece va a ser una competencia muy apretada con su rival demócrata, el progresista Andrew Gillum.

DeSantis ganó el 68 por ciento del voto en las primarias republicanas en Miami-Dade.

“Soy el único candidato capitalista para gobernador de Florida. El socialismo sería un desastre para la Florida. No podemos permitir que las políticas socialistas ganen en esta tierra libre”, dijo DeSantis en español.

“Como hija de padres cubanos me siento muy orgullosa de estar aquí y con Ron DeSantis, nuestro próximo gobernador”, dijo su compañera de fórmula, la legisladora estatal Jeanette Núñez al inicio de un breve discurso.

Aunque la campaña por la gobernación estuvo muy presente, “el motivo del evento es el aniversario de Inspire America”, aseguró su presidente, el abogado Marcell Felipe.

“El evento planificado desde antes de las primarias tiene como intención agradecer a un líder electo que usó su tribuna en el congreso para convocar audiencias sobre los crímenes del castrismo y pedir sin miedo el encausamiento de Raúl Castro”, dijo.

El evento comenzó de modo dramático con el testimonio de opositores cubanos y los padres de uno de los fallecidos en el derribo de las avionetas. Los testimonios provocaron aplausos y llamados a “la justicia” del público. Cuando se proyectó una imagen de Barack Obama compartiendo con Castro durante su viaje en La Habana, algunas personas en el público gritaron “puerco” y “para la cárcel Obama”.

Inspire America, una organización que quiere emular el poder que tuvo la Fundación Nacional Cubano Americano bajo Jorge Mas Canosa, ha sido muy activa en el apoyo a opositores cubanos y a políticos estadounidenses que apoyen una política más dura hacia el gobierno de Cuba.

“La muerte del exilio la han precedido muchas veces, pero nosotros tenemos un lema, prohibido olvidar”, dijo Felipe a la audiencia. “Mientras exista dictadura cubana aquí va a existir un exilio cubano”, dijo antes de comenzar a repasar y agradecer a las distintas organizaciones del exilio histórico cubano y a opositores cubanos presentes en la audiencia.

El teatro estaba lleno de seguidores de DeSantis. A la entrada, activistas recogían firmas de apoyo a una petición para enjuiciar a Castro.

Desde la llegada de Trump a la presidencia, varias organizaciones de exiliados cubanos y políticos cubanoamericanos tienen en la mira la posibilidad de enjuiciar a Castro en EEUU por el derribo de dos avionetas de la organización Hermanos al Rescate en aguas internacionales en 1996 por aviones militares cubanos. El incidente causó la muerte a los ciudadanos estadounidenses Carlos Costa, Armando Alejandre y Mario de la Peña, así como el residente permanente Pablo Morales.

Los congresistas republicanos por la Florida, Marco Rubio y Mario Díaz-Balart también escribieron al presidente Trump para que iniciara una investigación sobre si Castro debería ser acusado.

Intentos anteriores de incriminar a Castro por sus supuestos vínculos con el narcotráfico fracasaron en el pasado. El fiscal Guy Lewis, quien trabajó en el caso relacionado con Castro y luego en el relacionado con la red de espionaje cubano conocida como Red Avispa, estuvo entre los oradores del evento.

“Fue premeditado, a mi juicio fue asesinato con premeditación”, dijo Lewis, en relación al derribo de las avionetas.

Los músicos contestatarios cubanos Gorki Águila y Raudel Collazo (Escuadrón Patriota), así como el cantautor Amaury Gutiérrez, actuaron en un segmento dedicado a cuestionar el llamado “intercambio cultural” con artistas provenientes de la isla cercanos al gobierno.

“Estamos diciendo no al famoso intercambio cultural porque no es un intercambio, es un caballo de Troya y un instrumento político”, dijo el periodista y presentador de la estación local América TV, Juan Manuel Cao, quien condujo el evento.

Recientemente, tras un altercado con Águila, Felipe, quien también es abogado de América TV, expulsó del canal a dos reguetoneros cubanos que supuestamente no querían hablar de política.

Siga a Nora Gámez Torres en Twitter: @ngameztorres

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios