Cuba

Dos películas presentarán como héroes a los cinco espías cubanos condenados en EEUU

Los cinco espías cubanos posan para una foto junto a la bandera en La Habana.
Los cinco espías cubanos posan para una foto junto a la bandera en La Habana. Juventud Rebelde

La historia de los cinco espías cubanos condenados en Estados Unidos llegará a la gran pantalla muy pronto, y por partida doble.

Las canadienses Pictou Twist Pictures y Picture Plant se han asociado con el estatal Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) para llevar al cine ‘Los Cinco’. El filme narrará un “inspiradora historia de idealismo y altruismo”, en palabras de Terry Greenlaw, uno de los productores, a la revista Variety.

“Los Cinco cedieron los derechos de su historia al Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) y Pictou Twist, Picture Plant y Conquering Lion Pictures los adquirieron”, dijo en un comunicado dirigido a el Nuevo Herald una vocera de esas productoras.

La misma fuente aseguró que ninguno de los cinco espías residentes en Cuba recibirá pagos por concepto de derechos. Tras su regreso a la isla (tres de ellos después de ser indultados por el ex presidente Barack Obama en 2014), los espías se convirtieron en funcionarios del gobierno y miembros de la Asamblea Nacional.

Cuba había condecorado a Gerardo Hernández, Ramón Labañino, René González, Antonio Guerrero y Fernando González como Héroes de la República mientras estaban en cárceles de Estados Unidos. Después de negar durante tres años que eran agentes suyos, el gobierno reconoció en 2001 su ascendencia sobre la Red Avispa y encabezó una campaña internacional para su liberación.

En 2014 Obama intercambió a los tres agentes sobre los que pesaban condenas de cadena perpetua por un oficial de inteligencia de EEUU encarcelado en la isla. El canje vino acompañado del restablecimiento de las relaciones entre ambos países conocido como el deshielo.

La coproducción cubano-canadiense, que cuenta con un presupuesto superior a los $7 millones, se inspirará en el libro What Lies Across the Water: The Real Story of The Cuban Five (Lo que hay del otro lado del mar: La verdadera historia de los Cinco cubanos), del periodista canadiense Stephen Kimber. El filme se rodará en Cuba principalmente, pero también en Colombia y Miami. La producción terminará el año próximo.

Kimber, un denodado defensor de la inocencia de los cinco espías, tres de los cuales fueron condenados a cadena perpetua por conspiración para cometer asesinato, escribió el libro tras un viaje a La Habana donde un amigo cubano le dijo que “nada cambiará entre Estados Unidos y Cuba hasta que resuelvan el problema de los cinco”.

El periodista viajó a Miami, Washington y La Habana para recopilar información sobre los espías. También comenzó a entrevistarse con ellos mientras estaban en prisión y participó en encuentros y conferencias a favor de la libertad de los cinco espías en Estados Unidos.

“Recibir las cartas de Stephen en prisión en 2010 fue alentador para nosotros porque sabíamos que él diría nuestra verdad, que creemos que ha hecho a través de su libro”, dijo René González, uno de los cinco espías, en un comunicado de las productoras anunciando la cinta.

“Consideramos que el de Stephen es el mejor libro sobre los Cinco. Los canadienses se han convertido en nuestros grandes amigos y no podemos pensar en mejores socios para ayudar a compartir nuestra historia, a través del cine, con el mundo “, agregó.

En Miami, sin embargo, las reacciones a la película no han sido tan cálidas. Orlando Gutiérrez Boronat, presidente del Directorio Democrático, un grupo de organizaciones anticastristas, dijo que se trata de “una infamia”.

“No se puede reescribir la historia de esa manera. Los verdaderos héroes eran los cuatro muchachos que ellos ayudaron a asesinar”, dijo en referencia a los cuatro pilotos de Hermanos al Rescate asesinados por militares cubanos cuando sobrevolaban en avionetas las aguas internacionales del estrecho de la Florida para rescatar balseros que huían de la isla.

“Hay que leer las transcripciones de estos individuos con sus jefes en La Habana para darse cuenta que de héroes no tienen nada. De terroristas sí, y mucho. El objetivo de ese grupo era cometer acciones violentas contra opositores no violentos de ese régimen”, agregó Gutiérrez Boronat, quien era uno de los exiliados vigilados por los agentes de la inteligencia cubana.

La segunda película dedicada a los cinco espías se llamará Wasp Network (Red Avispa) y será dirigida por el francés Olivier Assayas. La película contará con las actuaciones de los reconocidos artistas Gael García Bernal y Penélope Cruz. El guion, de Assayas, está basado en el libro ‘Los últimos soldados de la Guerra Fría’, del escritor brasileño Fernando Morais.

Morais, periodista y autor del libro en el que se basa el film, investigó el caso de los cinco espías cubanos y publicó su libro en 2012. Desde el principio intentó mostrar una perspectiva independiente de La Habana que recogiera no solo a los cinco sino también a los otros nueve personajes de la Red Avispa que colaboraron con Estados Unidos y algunos de los cuales huyeron a la isla antes de ser capturados.

Morais se ha quejado de que la relación con el gobierno no fue fluida y que no siempre pudo entrevistar o acceder a las personas que necesitaba para su libro.

No obstante, en 2013, rodeado por Luiz Inácio Lula da Silva, entonces presidente de Brasil y estrecho aliado de La Habana, y los dirigentes cubanos Armando Hart y Ricardo Alarcón, Morais presentó una traducción de su libro en español en la Tercera Conferencia Internacional por el equilibrio del mundo, una suerte de internacional de la izquierda en Cuba. En aquel entonces Morais dijo que esperaba “celebrar pronto en La Habana el regreso de los cinco”.

“El juicio contra los espías duró varios meses y contó con una cantidad irrefutable de evidencias. Ellos intentan justificar el envío de los espías porque supuestamente se protegían de acciones violentas del exilio”, dijo Mario de la Peña, padre del piloto del mismo nombre que murió tras el derribo de su avioneta en aguas internacionales.

“Esos espías intentaron infiltrarse en bases norteamericanas y penetrar organizaciones pacíficas del exilio cuyo único pecado era estar en contra del régimen de los hermanos Castro”, añadió.

“Gerardo Hernández y los otros fueron condenados no solamente por espionaje, sino por conspiración para cometer asesinato. Ahora pueden escribir lo que quieran, pero la evidencia que expone que son asesinos está ahí”, dijo De la Peña.

Siga a Mario J. Pentón en Facebook, Twitter
  Comentarios