Cuba

Más de 40,000 cubanos que viven en el extranjero han solicitado repatriarse a la isla

El número de personas que ha solicitado la repatriación ha Cuba ha aumentado después de la reforma migratoria del 2013. Expertos señalan los riesgos que corren quienes quieren invertir en la isla y los beneficios que pueden perder en Estados Unidos.
El número de personas que ha solicitado la repatriación ha Cuba ha aumentado después de la reforma migratoria del 2013. Expertos señalan los riesgos que corren quienes quieren invertir en la isla y los beneficios que pueden perder en Estados Unidos. AP

Desde que entró en vigor una reforma migratoria en el 2013, más de 40,000 cubanos que residen en el extranjero solicitaron “repatriarse” a la isla, afirmó el diplomático Ernesto Soberón durante un encuentro con cubanos que viven en Europa celebrado el fin de semana.

Según Soberón, director de Asuntos Consulares y Cubanos Residentes en el Exterior de la cancillería cubana, 40,603 cubanos que viven en el extranjero han solicitado la residencia permanente en la isla, un trámite conocido como repatriación. El funcionario no aclaró si ese número se corresponde con las solicitudes aprobadas.

Se desconoce cuántas personas regresan a vivir en Cuba permanentemente. Muchas personas han solicitado la repatriación para recuperar derechos civiles y económicos que pierden cuando decidem emigrar, por ejemplo, el derecho a tener una vivienda en la isla. Pese a recuperar la residencia permanente en Cuba, estas personas pueden seguir viviendo en otros países, entre ellos, Estados Unidos.

La reforma migratoria que entró en vigor en enero del 2013 eliminó el llamado permiso de salida, aunque el gobierno continúa impidiendo la salida del país a algunos activistas y opositores. Los cambios también permiten que los cubanos puedan permanecer en el exterior dos años antes de ser clasificados como “emigrados” y perder su residencia en la isla, así como varios derechos civiles, económicos y políticos, según las regulaciones actuales.

El cambio ha permitido que muchas personas que emigraron tras el cambio de la ley puedan ser al mismo tiempo residentes permanentes en Estados Unidos y en Cuba, lo que el gobierno ha usado para modificar las estadísticas y argumentar que esos cubanos no han emigrado realmente.

Soberón dijo que desde enero del 2013 se contabilizaban más de 2.6 millones de viajes por parte de ciudadanos cubanos. No queda claro si la cifra incluye las salidas de médicos y otros profesionales en misiones oficiales.

También mencionó que las autoridades migratorias habían registrado la entrada al país de más de 2.8 millones de cubanos residentes en el extranjero entre enero del 2013 y enero del 2018.

“Los cubanos viajamos de manera creciente y no emigramos de manera masiva”, dijo Soberón durante el XIII Encuentro Regional de Cubanos en Europa, celebrado el sábado en Bruselas.

Las cifras, sin embargo, cuentan otra historia.

Solamente entre los años fiscales 2015 y 2017, 185,047 cubanos obtuvieron la residencia permanente en Estados Unidos, según cifras oficiales del Departamento de Seguridad Nacional. El éxodo de cubanos a través de Centroamérica y México en esos años provocó una crisis humanitaria que requirió la intervención de los gobiernos de esos países, las Naciones Unidas y Estados Unidos.

Pero el cambio de política migratoria de Estados Unidos, que comenzó con el entonces presidente Barack Obama y se ha acentuado bajo el presidente Donald Trump, ha logrado reducir significativamente el número de cubanos que emigra actualmente.

En enero del 2017, Obama eliminó la política conocida como “pies secos, pies mojados”, que otorgaba un permiso de entrada especial (parole) a los cubanos que llegaban a suelo estadounidense.

Como resultado, en el año fiscal 2018 —que comenzó el 1 de octubre del 2017 y terminó el 30 de septiembre de este año— 6,223 cubanos llegaron a la frontera, según cifras de Aduanas y Protección Fronteriza. En comparación, en el año fiscal 2016, 41,523 cubanos llegaron a Estados Unidos a través de la frontera con México.

La suspensión de la tramitación de visas y del programa de reunificación familiar en la embajada en La Habana por el gobierno de Trump ha reducido aún más la cantidad de cubanos que emigra a Estados Unidos. Según un reporte del Departamento de Estado, hasta el 3 de agosto del año fiscal 2018 sólo se habían entregado 134 documentos de reunificación familiar.

El programa para refugiados también está suspendido.

Estados Unidos tampoco cumplirá la meta de 20,000 visas anuales para emigrantes que acordó con Cuba. Hasta finales de julio del 2018 solamente se emitieron 3,195 visas.

Pero los cubanos han buscado nuevos destinos para emigrar. Según cifras oficiales, hasta junio de este año, 1,106 cubanos habían solicitado refugio en Brasil. Hasta mayo, otros 2,025 habían solicitado refugio en Uruguay. Y 11,119 llegaron a Chile en el 2017.

Siga a Nora Gámez Torres en Twitter: @ngameztorres

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios