Cuba

Regresan los primeros médicos a Cuba en medio de controversia por salida de ‘Mais Medicos’

VIDEO: Ros-Lehtinen habla sobre médicos cubanos en Colombia

La congresista Ileana Ros-Lehtinen habla sobre el caso de los médicos cubanos varados en Colombia y que no han podido llegar a EEUU por trabas diplomáticas. (Video por Enrique Flor / El Nuevo Herald
Up Next
La congresista Ileana Ros-Lehtinen habla sobre el caso de los médicos cubanos varados en Colombia y que no han podido llegar a EEUU por trabas diplomáticas. (Video por Enrique Flor / El Nuevo Herald

Tras anunciar el miércoles su retirada del programa ‘Mais Medicos’ en Brasil, el gobierno cubano no perdió tiempo en hacer realidad sus declaraciones y en la madrugada del jueves regresó a la isla el primer grupo de los más de 8,000 médicos cubanos que trabajaban en ese programa.

Según reportó la prensa oficial cubana, se trataba de un grupo de 196 “colaboradores de la salud” que habían cumplido su “misión” de tres años en ese país.

“Regresamos hoy, y así lo harán nuestros colegas, con toda la dignidad del mundo, dejando una bella historia escrita por todos nosotros para ese pueblo que tanto lo necesita y que aprendió a amar a Cuba y sus médicos”, dijo al diario oficial Granma la doctora Anabel Mariedo Oropesa a su llegada al aeropuerto de La Habana, en un acto con la presencia de viceministros y otros funcionarios.

El miércoles, el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, encendió la controversia al anunciar en Twitter que el gobierno cubano no había aceptado nuevas condiciones a la participación de los médicos cubanos en el programa Más Médicos, un convenio originalmente firmado en el 2013 por la entonces presidenta Dilma Rousseff.

“Condicionamos la continuidad del programa Más Médicos a la aplicación de test de capacidad, salario integral a los profesionales cubanos, hoy en gran parte destinado a la dictadura, y la libertad para traer a sus familias. Infelizmente, Cuba no aceptó”, dijo en una conferencia de prensa, donde también aseguró que otorgaría asilo a los médicos cubanos que quisieran permanecer en ese país.

Unas horas después el gobierno cubano anunciaba oficialmente su retirada del programa y aseguraba que las condiciones impuestas por el presidente electo eran “inadmisibles”.

Paralizan reválidas a médicos cubanos en EEUU. (Video por Roberto Koltun / El Nuevo Herald)

Bolsonaro “con referencias directas, despectivas y amenazantes a la presencia de nuestros médicos, ha declarado y reiterado que modificará términos y condiciones del Programa Más Médicos, con irrespeto a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y a lo convenido por esta con Cuba, al cuestionar la preparación de nuestros médicos y condicionar su permanencia en el programa a la reválida del título y como única vía la contratación individual. Las modificaciones anunciadas imponen condiciones inaceptables”, señala un comunicado del Ministerio de Salud de Cuba.

El controversial acuerdo ha sido cuestionado por la prensa y la justicia brasileña por el mecanismo de pago a través de la OPS, en el que el gobierno de la isla se queda con el 75 por ciento de los $3,200 de salario mensual que Brasil paga por cada médico cubano. Una de las demandas llegó al tribunal supremo, que dictaminó en el 2017 que el programa cumplía con la constitución brasileña.

Varios médicos cubanos también acudieron a la prensa para quejarse de que el gobierno de Cuba no les permitía que sus familiares e hijos pequeños residieran en Brasil, pese a la disposición del gobierno de ese país de otorgarles permisos de residencia temporales.

Hasta ahora, la OPS, con sede en Washington, había mantenido silencio sobre las condiciones del acuerdo del programa Más Médicos y su rol como intermediaria entre los gobiernos de Cuba y Brasil. Según declaró Rousseff en un comunicado el miércoles, la OPS “contrataba los médicos colectivamente con el Ministerio cubano y garantizaba su calificación por el Ministerio de Salud de Cuba”.

Pero una vocera de la OPS en Brasil negó que la organización estuviera involucrada en los contratos.

“La participación de la OPS en Mais Médicos no implica contratos con médicos”, dijo en un correo Larissa Domingues, consultora de comunicaciones para la OPS en Brasil. “Los médicos hacen contratos con el gobierno cubano (en el caso de los médicos cubanos de la cooperación internacional) o con el gobierno brasileño (en el caso de los médicos brasileños o extranjeros). Brasil envía a la OPS un valor que debe pagarse a los médicos cubanos, la misma cantidad que se utiliza para pagar a los médicos de otras nacionalidades. La OPS reenvía el 100% de este valor al gobierno cubano. Cuba paga a los médicos cubanos según los contratos establecidos entre ellos”.

“No es el rol de la OPS en el programa interferir en los contratos que ambos países hacen con los médicos que contratan”, agregó.

La OPS también trabaja en el monitoreo y evaluación de los resultados del programa, entre otras acciones, para lo cual recibe fondos del gobierno brasileño, dijo la vocera.

Varios médicos cubanos entrevistados por el Nuevo Herald dijeron que esperaban quedarse en Brasil y solicitar asilo. Todos pidieron no ser identificados para no sufrir represalias.

Una médico cubana en Sao Paulo lamentó que Cuba esperara hasta el último momento para retirarse del programa. “Desde hace meses se veía venir que Bolsonaro ganaría la elección. Esperaron hasta el último momento. Quienes lo vamos a pagar somos nosotros”, dijo vía telefónica a este diario.

Otra doctora dijo que muchos retornarán a Cuba “por la presión de la ley de los ocho años”, en referencia a una disposición del gobierno cubano que castiga a los médicos que escapan de las misiones oficiales con ocho años sin poder entrar al país.

“Tengo dos hijas. Vine a esta misión para que ellas pudieran vivir un poco mejor. No voy a regresar a Cuba y me duele en el alma tener que dejarlas. Espero que cuando revalide mi título pueda traerlas conmigo”, dijo.

Los médicos dijeron que los funcionarios cubanos al frente de la misión estaban presionando para que todos regresaran a la isla.

“El salario de este mes nos lo van a depositar en una cuenta en Cuba. Si quieres quedarte en Brasil, será sin dinero”, dijo un médico en Santa Catarina, Brasil.

El abogado brasileño André De Santana Correa, quien representa a unos 100 médicos cubanos que abandonaron la misión oficial cubana en Brasil, dijo que “la salida de Cuba del Programa Mais Medicos abre un camino para que los médicos que habían escapado puedan trabajar nuevamente” en el programa, contratados de manera individual.

El abogado ha criticado la decisión de las autoridades brasileñas de eximir a los médicos que Cuba ofrece a través del convenio con la OPS del requisito de reválida del título, mientras que a los que abandonan las misiones no los contratan en el programa Más Médicos sin la revalidación.

El programa ha sido popular entre los brasileños que se favorecieron con los servicios de los médicos cubanos. Según cifras del gobierno cubano, alrededor de 20 mil trabajadores de la salud cubanos pasaron por el programa, dedicado a proveer servicios médicos en favelas, zonas rurales y la Amazonía. En una declaración, Russeff defendió el programa y criticó a Bolsonaro por dejar a “decenas de millones” de brasileños sin servicios primarios de salud.

El Ministerio de Salud Pública anunció que abriría una convocatoria para sustituir los 8,332 médicos cubanos en el programa por galenos brasileños.

Bolsonaro, por su parte, defendió su posición en Twitter.

“Actualmente, Cuba retiene la mayoría de los fondos destinados a este programa y todavía restringe las libertades de estos profesionales y sus familias”, escribió en un comunicado. “Ellos se han retirado de Más Médicos al tiempo que se niegan a arreglar la situación deplorable de estos doctores y sus familiares y en una clara violación de los derechos humanos, una decisión verdaderamente lamentable”.



Siga a Nora Gámez Torres y Mario J. Pentón en Twitter: @ngameztorres y @mariojose_cuba



Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios