Cuba

Brasil abre una puerta a la contratación de médicos cubanos que se queden en el país

Médicos cubanos son recibidos en Bahía.
Médicos cubanos son recibidos en Bahía.

El gobierno brasileño ha abierto una puerta a la contratación de los médicos cubanos que deseen quedarse en Brasil tras la exigencia de salida impuesta por Cuba. El ministro de Salud de ese país, Gilberto Occhi, explicó este lunes que los galenos caribeños podrán beneficiarse de las plazas de Mais Medicos, aún sin tener revalidado el título en medicina.

Occhi ha puesto a disposición este lunes 8,517 plazas para trabajar en 2,824 municipios y 34 distritos indígenas. Las primeras plazas serán otorgadas para médicos brasileños y extranjeros con el título revalidado. Después del día 27 se pondrán a disposición de los médicos cubanos y extranjeros las plazas que queden de la primera convocatoria.


Occhi dijo en conferencia de prensa que su ministerio está trabajando conjuntamente con el Ministerio de Educación para garantizar que los profesionales que sean contratados cuenten con la capacidad necesaria para ejercer la labor.

“Lo que queremos es junto con el Ministerio de Educación ofrecer la oportunidad de que esos médicos revaliden su título”, agregó Occhi


“Aclaro: si un médico cubano decidiera permanecer en Brasil, podrá optar por alguna de las alternativas que presentamos en Mais Medicos”, agregó el ministro.

La decisión del ejecutivo, sin embargo, contrasta con un comunicado del Consejo Nacional de las Secretarías Municipales de Salud (Conasems), un ente estatal, según el cual a partir de este martes todos los médicos cubanos que integran la misión Mais Medicos pierden automáticamente “las prerrogativas que legalizaban su permanencia y trabajo en Brasil”.


“Su visa y su autorización para el trabajo en el Programa Mais Medicos” quedan inválidas tras la ruptura del contrato que Cuba tenía con el Ministerio de Salud de Brasil, explica la nota que además sugiere que los secretarios municipales de salud tomen “las providencias necesarias” para el regreso de los cubanos, indica el comunicado.

Conasems había lamentado en un comunicado la decisión cubana de retirar a los más de 8,300 médicos que permanecían en el programa gubernamental Mais Medicos y estimó en 611 las ciudades que perderían la atención sanitaria tras la salida de los caribeños.


“La situación de los médicos es de incertidumbre total. Bolsonaro nos ha prometido asilo, pero este gobierno no. Ahora nos dicen que nos quedamos indocumentados en Brasil cuando todos tenemos residencias temporales o permanentes y permisos de trabajo”, lamenta una médico que tiene planificado quedarse en Brasil y por ello pide anonimato.

En conversación telefónica con el Ministerio de Salud de Brasil, un vocero confirmó a el Nuevo Herald que la administración de Bolsonaro “está trabajando” en el proceso de asilo que prometió a los médicos, y que los médicos que decidan quedarse en Brasil podrán optar por las plazas antes mencionadas.


Varios médicos cubanos que se han presentado en las últimas horas en la Policía Federal de Brasil para pedir asilo han recibido como respuesta que sus documentos de identidad continúan siendo válidos por lo que no necesitan un proceso de refugio.

“Mi intención es quedarme en Brasil para tomar una de las plazas el día 27 de noviembre”, explicó vía telefónica un médico cubano. Para este médico el comunicado del Consejo Nacional de las Secretarías Municipales de Salud solo busca “generar temor” y hacer que los médicos cubanos regresen a la isla.


El Consejo Directivo Nacional de la Asociación Nacional de Juristas Evangélicos (ANAJURE) ofreció un servicio gratuito de asesoría legal a los galenos cubanos para permanecer en el país.

“Todos los cubanos integrantes del programa Más Médicos que se sienten amenazados al regresar a su país de origen en virtud de su opinión política tienen el derecho de solicitar asilo en Brasil”, dijo la organización en un comunicado. Los médicos que estén interesados en la asistencia de ANAJURE pueden escribir a secretaria.refugees@anajure.org.br o contactar a través de WhatsApp a la organización: +55 79 9 9929 7869.


El vicepresidente electo de Brasil, Antônio Hamilton Mourão, estimó el lunes que la mitad de los médicos cubanos que actualmente trabajan en su país podrían quedarse a vivir allí. “Puede que esté hablando un poco a la ligera, pero creo que la mitad no vuelve. Creo que les gusta nuestro estilo de vida”, afirmó Mourão, durante una entrevista con el diario O Globo.

Represión con las familas

Mientras tanto en Cuba las autoridades han recrudecido su presión sobre las familias de los galenos para que regresen a la isla. En un documento del Ministerio de Salud de Cuba obtenido por el Nuevo Herald se da cuenta de la creación de un grupo especial frente al cual está el vicepresidente de la nación y ex ministro de salud Roberto Morales Ojeda. El grupo se reúne todos los días a la 1:00 pm y se le debe dar cuenta de todos “los incidentes” relacionados con el regreso de los médicos.


Cuba también accedió a que los médicos que se encontraban en la isla regresaran por sus cosas a Brasil y que los que retornen puedan entrar a través de la Aduana hasta 214 kg exentos de pago. Cuba también permitirá que todos los médicos puedan salir del país sin regulaciones, prometió el Ministerio de Salud Pública. Sin embargo, las autoridades se mantienen inflexibles sobre quienes decidan quedarse en Brasil: cargarán con la prohibición de entrada al país durante ocho años y con el estigma de “traidores a la Patria”.

La Fundación para los Derechos Humanos en Cuba, con sede en Miami ha anunciado que se encuentra apoyando a un grupo de médicos en Brasil para interponer una “demanda millonaria” para reclamar una compensación, “denunciando ante los tribunales a los autores, cómplices, encubridores y facilitadores de este crimen internacional”.


El pasado miércoles Cuba decidió unilateralmente retirarse del Programa Mais Medicos, establecido en el gobierno de Dilma Rousseff en el 2013. El pretexto utilizado por La Habana fueron las declaraciones “amenazantes y despectivas” del presidente electo Jair Bolsonaro.

Bolsonaro, por su parte, declaró que otorgaría asilo a todos los médicos cubanos que quisieran desligarse del gobierno cubano y reclamó para ellos salarios justos y la posibilidad de que sus familias puedan acompañarlos durante los tres años que pasan en Brasil.

Cuba, que se queda con el 75 por ciento del salario de los médicos, perderá más de $250 millones al año tras el descalabro de su participación en Mais Medicos. La isla intenta regresar a sus galenos antes de la toma de posesión de Bolsonaro el próximo 1 de enero.

Paralizan reválidas a médicos cubanos en EEUU. (Video por Roberto Koltun / El Nuevo Herald)

Siga a Mario J. Pentón en Facebook y Twitter: @mariojose_cuba.
  Comentarios