Cuba

Tras protestas, los cubanos podrán obtener licencias de cuentapropistas que estaban suspendidas

Artista cubano de teatro narra su experiencia como cuentapropista

El artista callejero Yohan Ulloa interpreta el personaje folclórico del torcedor “El Tite”, conocido como “El Chichiricú de la Fabrica”, en Viñales, Pinar del Rio.
Up Next
El artista callejero Yohan Ulloa interpreta el personaje folclórico del torcedor “El Tite”, conocido como “El Chichiricú de la Fabrica”, en Viñales, Pinar del Rio.

El gobierno cubano anunció este miércoles que las nuevas regulaciones al trabajo por cuenta propia que se aplicarán a partir del día 7 de diciembre no incluirán dos de las más polémicas medidas, denunciadas como restrictivas por varios pequeños empresarios.

Las normativas que entrarán en vigor el viernes no restringirán el número de licencias por cuenta propia ni limitarán la capacidad de los restaurantes privados a 50 asientos, como se había informado inicialmente.

La noticia fue confirmada por la ministra de Trabajo y Seguridad Social, Margarita González, en el programa de la televisión Mesa Redonda, quien también aseguró que se permitirá nuevamente solicitar 26 de las 27 licencias congeladas desde hace más de un año. Entre esas actividades están los servicios de bar, cafetería, rentas a turistas y paladares.

“El trabajo por cuenta propia es una fuente de empleo, incrementa la oferta de bienes y servicios a la población y descarga al Estado de actividades que no son fundamentales. Los tributos constituyen fuentes de ingreso para los presupuestos municipales”, dijo González.

De las 201 licencias que se permitían en la isla, con la implantación de las nuevas medidas se reducirán a 123, en su mayoría por una reagrupación de actividades afines.

La ministra resaltó que también se han presentado “irregularidades” e “ilegalidades” que han llevado a una “rectificación” en el trabajo por cuenta propia.

González dijo que quienes tengan más de una licencia podrán mantenerla mientras trabajen cotidianamente en las actividades para las que se les facilitó la licencia.

La ministra ejemplificó con un trabajador por cuenta propia que tiene siete licencias. Según la funcionaria, “es evidente que por la naturaleza de estas actividades no se pueden ejercer por una sola persona”, dijo.

En cuanto a las capacidades de las populares paladares (restaurantes), la ministra señaló que se eliminaría el límite de 50 capacidades para atender a los clientes. También se permitirá que coexistan bares con cafeterías o restaurantes.

Otra de las modificaciones es la exigencia de una cuenta bancaria donde se ingresen todos los beneficios de los pequeños negocios para ayudar al sistema fiscal.

El Parlamento cubano aprueba el gabinete de Díaz-Canel con muchos de los ministros de Raúl Castro, pero se va zar de las reformas económicas.

El gobierno anunció que exoneraría del pago de impuestos por la contratación de hasta cinco trabajadores y ajustaría, además, la base imponible mínima para el pago del impuesto por la utilización de la fuerza de trabajo, cuyo mínimo continúa siendo del 5 por ciento.

De las 123 actividades por cuenta propia que quedaron aprobadas tras la reagrupación, 52 tributarán por el Régimen General y 71 por el Simplificado (pago mensual de una cuota consolidada).

El régimen tributario de La Habana, sin embargo, quedará diferenciado del resto del país, incrementándose la cuota mínima a 41 actividades en la capital y 20 en provincias. La ministra no aclaró si cambiará algunas de las normativas del transporte en la capital, donde cientos de choferes han reducido sus jornadas laborales y amenazaron con un paro en caso de que no se satisfagan sus demandas.

Algunas actividades a partir de ahora podrán continuar, pero no se concederán nuevas licencias. Es el caso del vendedor mayorista y minorista de productos agropecuarios, carretillero o vendedor de productos agrícolas de forma ambulatoria, comprador vendedor de discos y operador de equipos de recreación.

El país, inmerso en una desaceleración económica tras la crisis venezolana y la reducción del turismo apuesta por desarrollar la inversión extranjera. Diversos analistas han resaltado que las medidas que entrarán en vigor este viernes tienen como fin evitar la evasión fiscal en un momento tenso para las finanzas del Estado.

Cuba se abrió a la pequeña empresa privada como parte de las reformas económicas del ex gobernante Raúl Castro en el 2010. Al cierre de este año se contabilizaban 588,000 cuentapropistas, casi cuatro veces la cifra de empresarios privados que había en el 2010. Actualmente el cuentapropismo emplea al 13 por ciento de la fuerza laboral en la isla, con una población de 11 millones de habitantes.

Noticia en desarrollo. Puede seguir a Mario J. Pentón en su página de Facebook y en Twitter:@mariojose_cuba.
  Comentarios