Cuba

Senadores piden que médicos cubanos que escapan de las “misiones” puedan viajar a EEUU

Bolsonaro dice que dará asilo a médicos cubanos

El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó el miércoles que su gobierno ofrecerá asilo político a los miles de médicos cubanos que no deseen regresar a su país tras la decisión de Cuba de suspender el programa Más Médicos.
Up Next
El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó el miércoles que su gobierno ofrecerá asilo político a los miles de médicos cubanos que no deseen regresar a su país tras la decisión de Cuba de suspender el programa Más Médicos.

El senador demócrata Bob Menéndez y el republicano Marco Rubio pidieron este jueves al Departamento de Estado restaurar un programa especial de visas para médicos cubanos que abandonan “misiones” del gobierno de Cuba conocido como Cuban Medical Professional Parole (CMPP) eliminado desde enero del 2017.

Ambos senadores solicitaron además degradar la calificación de la isla en el informe sobre tráfico humano que cada año compendia esa agencia, tras revelarse detalles de la participación de los profesionales cubanos en el programa Más Médicos en Brasil.

“Durante 60 años, el régimen cubano ha estado encontrando nuevas formas de explotar a su gente”, dijo Menéndez en la resolución bipartidista. El senador se refirió a las recientes revelaciones sobre las negociaciones secretas entre el gobierno de Dilma Rousseff y Raúl Castro que permitieron llevar a decenas de miles de médicos cubanos a trabajar a Brasil. El Estado cubano se quedaba con el 75 por ciento de los cerca de $3,000 que Brasil pagaba mensualmente por cada uno.


La declaración fija la postura del Senado pero no tiene poder para restituir el CMPP, una decisión que corresponde al Departamento de Estado.

“Esta resolución bipartidista da luz sobre el rol del régimen cubano en la trata de personas y es otro llamado para una mayor rendición de cuentas por parte de los funcionarios cubanos, sus socios en el extranjero y la comunidad internacional”, apuntaron los senadores.

El senador Marco Rubio calificó como “indignante” que “la dictadura cubana” continúe “manipulando y traficando a médicos para enriquecerse”. Según estadísticas oficiales, la isla recibía cerca de $11,500 millones anuales por la exportación de servicios profesionales.


“Debemos enfrentar este esquema de esclavitud moderna por parte del régimen y apoyar a los médicos, quienes buscan justicia después de servir en estas llamadas misiones médicas internacionales”, agregó el senador floridano.

El programa de Parole para Profesionales Médicos Cubanos fue eiliminado en enero del 2017 por el ex presidente Barack Obama, junto a la política de “pies secos, pies mojados”, que permitía a los cubanos que llegaran sin visa permanecer legalmente en EEUU.


Más de 8,000 profesionales de la isla se beneficiaron del Cuban Medical Professional Parole y viajaron a EEUU mientras estuvo en vigor la política especial hacia los médicos desde el 2006 al 2017. El gobierno cubano acusó sistemáticamente a Washington de “robo de cerebros” por mantener esta política.

Bajo el gobierno de Obama, el Departamento de Estado también mejoró la calificación de Cuba en el reporte sobre tráfico humano en el 2015. La decisión fue cuestionada por Menéndez y otros senadores en ese momento, quienes argumentaron que la decisión tuvo tintes políticos pues la administración estaba negociando el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Cuba y la reapertura de la embajada.


“El Gobierno de Cuba sometió a los médicos y profesionales cubanos que participan en el programa Mais Medıcos a la trata de personas patrocinada por el estado”, escribió Menéndez en la resolución.

Ambos senadores pidieron degradar a Cuba al nivel 3 en el informe anual de Tráfico de Personas, basado en las “nuevas evidencias” sobre las misiones médicas en el extranjero y reinstaurar el programa de parole para médicos cubanos.

A mediados de noviembre el gobierno cubano anunció su decisión de retirar a los 8,300 médicos cubanos que trabajan en el programa estatal Mais Medicos para Brasil debido a la actitud del presidente electo Jair Bolsonaro hacia los profesionales de la isla.


Bolsonaro había pedido que los médicos revalidaran sus títulos en Brasil, cobraran íntegramente sus salarios y pudieran llevar a sus familiares consigo durante los tres años que dura el contrato.

El impacto de la retirada de los cubanos dejó a millones de brasileños sin cobertura médica. Más de 850 cubanos decidieron no regresar a la isla y cerca de un centenar tiene acciones legales contra el Estado brasileño en tribunales de ese país para que les permitan continuar trabajando.

Según el gobierno cubano, los ingresos que recibe por concepto de exportación de servicios médicos sirven para pagar los costos de la salud pública de la isla.

“No hay dinero en el mundo que pague lo que hacen nuestros profesionales de la salud. No hay duda de que llevan consigo la esencia humanista de la revolución” recalcó Yaira Jiménez, vocera de la cancillería.


A finales de noviembre médicos cubanos que abandonaron el programa Más Médicos demandaron a la Organización Panamericana de la Salud alegando que la entidad participó y se benefició de lo que ellos consideran un esquema de trabajo forzado.

La demanda, presentada en un tribunal federal de Miami, alega que la OPS “proveyó ... y se benefició del trabajo forzado y el tráfico de más de 10,000 médicos y profesionales de la salud en Brasil desde el 2013 y el presente”.

Siga a Nora Gámez en Twitter: @ngameztorres

Periodista cubano. Amante de las palabras, la historia y la investigación. Cuban journalist. Lover of words, history and research.


  Comentarios