Cuba

Díaz-Canel y la prensa oficial responden a video donde abuchean a su comitiva en Regla

Habaneros increpan al gobernante cubano Díaz-Canel

Varios vecinos del municipio Regla, en La Habana, increparon el 1 de febrero de 2019 a la comitiva del gobernante Miguel Díaz-Canel.
Up Next
Varios vecinos del municipio Regla, en La Habana, increparon el 1 de febrero de 2019 a la comitiva del gobernante Miguel Díaz-Canel.

El gobernante cubano Miguel Díaz-Canel tardó más de 24 horas en responder a un video que circuló en las redes donde se ve a su comitiva salir apresuradamente de una zona afectada por el tornado en el municipio de Regla mientras una multitud les grita “mentirosos” y “descarados”.

El gobernante ha encendido la maquinaria propagandística del Estado para desacreditar el video —que ha dicho en Twitter que es falso— y limpiar la imagen del gobierno, cuestionado por no habilitar un canal humanitario para las víctimas del desastre y venderles la comida y los materiales para que reconstruyan sus viviendas.

“Falsas noticias, mentiras y más mentiras, soberbia e impotencia de unos. Mientras FuerzaCuba sigue recuperando daños, unidos todos, en fin, el pueblo de #Cuba dando lecciones de heroísmo y solidaridad humana”, escribió el gobernante en Twitter, que se ha convertido en su principal canal de comunicación con sus seguidores.

“Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad dijo Martí. Pobres los que no conocen la dicha de trabajar por y para los demás y se empeñan, inútilmente en separar a #CubaPueblo y #CubaGobierno. Somos lo mismo” (sic), agregó Díaz-Canel junto a una retahíla de eslóganes a favor del referendo constitucional del 24 de febrero.


El tornado que azotó La Habana hace algo más de una semana dejó un saldo de 6 muertos y 193 heridos, de los cuales 11 están graves. El tornado causó destrozos en 3,513 viviendas, según cifras oficiales.

El video que molestó al gobernante fue filmado por los vecinos de Regla durante el recorrido de su comitiva por la zona y fue publicado en Facebook, la red social más usada por los cubanos.


Un grupo de mujeres intentó desviar la comitiva donde presuntamente iba Díaz-Canel —quien no aparece en el video— a zonas más devastadas, pero los autos Mercedes Benz del gobierno siguieron de largo. Los irritados vecinos gritaron “mentirosos” y “descarados” a los funcionarios que abandonaban el sitio y algunos llegaron incluso a reclamarles por utilizar la tragedia para hacer “propaganda”.

Después del tuit del gobernante, Arleen Rodríguez Derivet, su amiga personal y conductora del programa de la televisión cubana “Mesa Redonda”, escribió una columna en el sitio de noticias oficialista Cubadebate acusando a los medios independientes que reprodujeron el video de fabricar “fake news” y “manipular” las imágenes.

“No hay que ser expertos en realización audiovisual para advertir en qué consiste la manipulación en el caso del vídeo contra Díaz Canel. Voces sin cuerpo y cuerpos sin rostro que se mueven en la lógica dinámica de la visita de un Presidente, acompañado de ministros y prensa (...). Es puro fake news” (sic), escribió Rodríguez, dando uso al término puesto de moda por el presidente Donald Trump.

Su versión de los hechos fue rápidamente respaldada por Abel Prieto, director de la Oficina del Programa Martiano y ex ministro de Cultura, así como una pléyade de funcionarios estatales y estudiantes de la Universidad de Ciencias Informáticas, quienes tienen entre sus “misiones” multiplicar el alcance de los tuits del gobernante y arremeter contra periodistas y medios independientes, según denuncias de opositores cubanos.

Después que el video se viralizó en Facebook, el noticiero de la televisión cubana mostró un reportaje sobre la visita del gobernante a zonas afectadas. Díaz-Canel aparecía conversando con los damnificados y exhortando a tener “sensibilidad” con las personas.

“Están muy dolidas por lo que ha pasado. Hay que entender que todo el que esté en una situación complicada puede reaccionar de una manera irritada, con incomprensiones, pero también hay que explicarle a la gente que esto no lo resolvemos en un día ni en dos”, dijo el gobernante en dicho reportaje.


El fin de semana, la televisión cubana se unió al rechazo del video y —sin reproducirlo— dedicó cuatro minutos para hablar sobre las “mentiras en la red”.

El periodista oficialista Lázaro Manuel Alonso denunció que hay quienes buscan “cualquier chispa” para atizar “el fuego social” para “manipular” a los cubanos. Alonso desmintió que la ayuda de las autoridades haya sido lenta y omitió temas sensibles como la venta de alimentos a quienes perdieron todo con el tornado.

Alonso también arremetió contra las denuncias hechas por figuras de la isla, como Zenaida Romeu, directora de la Camerata Romeu, quien fue expulsada junto a su orquesta de la zona afectada en Regla cuando se disponía a entregar ayuda a los damnificados.

Según el testimonio de Romeu, ella y los miembros de su grupo fueron tratadas como “delincuentes peligrosas” y obligadas a dejar de entregar la ayuda. Otros grupos religiosos y activistas por los derechos humanos en la isla han compartido experiencias similares.

La televisión cubana filmó desde un helicóptero los destrozos del tornado que afectó La Habana este domingo

El comentarista de la televisión cubana dijo, sin embargo, que quienes han estado cada día en las zonas devastadas conocen a “personas que han ido a limpiar, a cortar ramas y a prestar ayuda psicológica y nadie se los ha prohibido” e hizo un aparte para los que, a su juicio, buscan convertir el sufrimiento ajeno en “material de publicidad y propaganda”.

“Muchas de esas personas, sobre todo las más necesitadas, no pagarán ni un peso porque el Estado subsidiará su casa sin otro interés que la satisfacción de sus moradores”, agregó Alonso, omitiendo que las ayudas que ha ofrecido el Estado tendrán que ser pagadas a plazos, según explicó la prensa oficial.

¡Sígueme en Facebook y Twitter!

Periodista cubano. Amante de las palabras, la historia y la investigación. Cuban journalist. Lover of words, history and research.


  Comentarios