Cuba

La Casa Blanca permitirá las demandas por propiedades confiscadas en Cuba

Asesor de seguridad nacional de EEUU habla sobre Venezuela, Rusia y Cuba

El asesor de seguridad nacional de EEUU, John Bolton, habla con la redactora de el Nuevo Herald Nora Gámez Torres sobre la política hacia América Latina en la Freedom Tower en Miami el 1 de noviembre de 2018.
Up Next
El asesor de seguridad nacional de EEUU, John Bolton, habla con la redactora de el Nuevo Herald Nora Gámez Torres sobre la política hacia América Latina en la Freedom Tower en Miami el 1 de noviembre de 2018.

Estados Unidos implementará completamente la Ley Helms-Burton y permitirá las demandas contra quienes se han beneficiado del uso de propiedades confiscadas por el gobierno de Cuba, como parte de un esfuerzo por disuadir al gobierno de la isla de continuar apoyando a Nicolás Maduro en Venezuela.

El miércoles entrará en efecto el Título III de la ley, dijo un funcionario de alto rango a periodistas. La medida será anunciada el miércoles en un discurso del asesor de seguridad nacional John Bolton en Miami.

El controversial acápite permite presentar demandas en cortes de EEUU para buscar compensación por la pérdida de bienes y propiedades confiscados por el gobierno de Cuba después de 1959. Trump ha reducido el tiempo de las suspensiones y ya ha permitido que se presenten demandas contra compañías cubanas que ahora controlan algunas de esas propiedades.

El funcionario dijo que también se aplicará como más rigor el Título IV de la ley, por el cual se pueden negar visas para viajar a los Estados Unidos a quienes se hayan beneficiado de esas propiedades confiscadas.

Estados Unidos ha acusado al gobierno de Cuba de sostener a Nicolás Maduro en Venezuela, a quien EEUU ya no reconoce como presidente, y ha emitido sanciones contra compañías y barcos que participan en el envío de petróleo venezolano a la isla, a través de un acuerdo de intercambio de petróleo por los servicios de médicos cubanos.

“No veo como Maduro puede mantenerse en el poder con este nivel” de presión, dijo el funcionario.

La administración de Donald Trump rompió con el acuerdo tácito entre EEUU y gobiernos de Europa y Canadá de suspender cada seis meses el Título III de la Ley Helms Burton, firmada por el presidente Bill Clinton en 1996. El funcionario dijo que los gobiernos de Canadá y Europa estaban al tanto de la medida.

El acápite también permite que los cubanoamericanos que no eran todavía ciudadanos estadounidenses cuando perdieron sus propiedades presenten demandas. Grupos de exiliados cubanos, políticos en Miami y miembros del Congreso que representan la Florida han pedido a la administración que autorice las demandas.

Bolton ofrecerá más detalles sobre la política de EEUU hacia los países que acuñó como la “troica de la tiranía” en el hemisferio sanciones a los paofrecerá el dic, ante los veteranos de la Brigada 2506, un grupo de exliados cubanos entrenados por el gobierno de EEUU que intentaron derrocar a Fidel Castro en abril de 1961.

Grupos que promueven los intercambios con Cuba han salido a criticar la medida.

“Esto no castiga al gobierno cubano; los libra de responsabilidad”, declaró James Williams, presidente de la coalición de organizaciones Engage Cuba. “En lugar de negociar una compensación directa del gobierno cubano por la confiscación de propiedades, las compañías estadounidenses y europeas serán ahora las que pagarán”.

Cerca de 60 compañías estadounidenses tienen presencia en Cuba. España, Canadá, México y Francia también tienen inversiones en la isla, sobre todo en el turismo y la minería. El funcionario aseguró la implementación de la ley no tendría excepciones, como se había especulado en algunos círculos en las últimas semanas.

Algunos expertos han señalado que la implementación de la ley Helms-Burton tiene más que ver con castigar a Cuba por su intervención en Venezuela que con buscar una solución negociada de las reclamaciones con el gobierno cubano.

“No ha habido ningún interés por parte de funcionarios de alto nivel de reunirse con ellos [los representantes de quienes poseen reclamaciones certificadas] de manera continua, lo que significa construir un proceso de solución”, dijo John Kavulich, presidente del U.S.-Cuba Trade and Economic Council.

La implementación de la ley Helms-Burton y otras posibles medidas que se están estudiando intentan estrechar el embargo a Cuba y limitar la entrada de ingresos al país, en un momento en que la economía cubana está afectada por la falta de divisas y la disminución de los envíos de combustible desde Venezuela. El exgobernante y actual primer secretario del Partido, Raúl Castro, reapareció en público para advertir que la economía empeorará en los últimos meses.

El gobernante Miguel Díaz-Canel lo dijo aún más claro en un discurso el sábado: “Para decirlo en buen cubano: la crudeza del momento nos exige establecer prioridades bien claras y definidas, para no regresar a los difíciles momentos del Período Especial”.

El reportero de McClatchy DC, Michael Wilner, contribuyó a esta historia.

Siga a Nora Gámez en Twitter: @ngameztorres

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios