Cuba

Estados Unidos sanciona a compañía petrolera de Cuba por sus vínculos con Maduro

Guaidó anuncia suspensión inmediata de los envíos de petróleo a Cuba

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, anunció en la Asamblea Nacional el 11 de marzo de 2019 que suspenderá los envíos de petróleo a Cuba con efecto inmediato.
Up Next
El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, anunció en la Asamblea Nacional el 11 de marzo de 2019 que suspenderá los envíos de petróleo a Cuba con efecto inmediato.

El gobierno de Estados Unidos sancionó el miércoles a la principal compañía importadora de petróleo de Cuba, en otro intento por presionar al gobierno de la isla para que deje de respaldar al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela.

El Departamento del Tesoro incluyó este miércoles a la empresa estatal Cubametales en la lista negra de su Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), lo que en esencia congela cualquier activo que pudieran tener bajo la jurisdicción estadounidense. Cubametales es la principal empresa importadora y exportadora de metales y combustibles de la isla.

La medida tiene como objetivo dificultar la entrega a La Habana de petróleo venezolano a precios subsidiados. Los precios forman parte de un acuerdo aún vigente firmado por los ex presidentes, ya fallecidos, Hugo Chávez y Fidel Castro, a inicios de los 2000.

Según las autoridades estadounidenses, el crudo enviado por Maduro a Cuba es el pago por los servicios de inteligencia y de represión cubanos que operan en Venezuela y que ayudan al gobernante permanecer en el poder.

“Maduro se aferra a Cuba para mantenerse en el poder, comprando a operativos militares y de inteligencia a cambio de petróleo”, dijo el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, en un comunicado. “Las sanciones del Tesoro a Cubametales interrumpirán los intentos de Maduro de usar el petróleo de Venezuela como una herramienta de negociación para ayudar a sus partidarios a comprar protección de Cuba y otros actores extranjeros malignos”.

El gobierno estadounidense, al igual que otras 50 naciones, no reconoce a Maduro como presidente legítimo de Venezuela, sino a Juan Guaidó, el presidente de la Asamblea Nacional, que se juramentó como presidente interino, en cumplimiento con la Constitución una vez que el poder legislativo declaró que el líder chavista estaba usurpando el poder.

Estados Unidos ya sancionó a la estatal venezolana PDVSA así como a varias empresas y barcos que han participado en los envíos. Aún así, y pese a la caída severa en la producción de petróleo, y la severa escasez de combustible en Venezuela, Maduro continua enviando petróleo a la isla, cuyo gobierno es su principal aliado en la región.

Por otro lado, el Tesoro también anunció que estaba retirando de su lista negra a PB Tankers S.p.A, eliminado así las sanciones que había impuesto en abril contra la compañía naviera por la misma situación.

PB Tankers fue castigada luego que las autoridades estadounidenses determinaron que trabajaba con la sancionada PDVSA y que uno de sus buques tanqueros, de nombre Silver Point, había sido usado para transportar productos derivados del petróleo de Venezuela a Cuba.

Tras ser sancionada, la empresa naviera puso fin a su acuerdo con Cubametales, que había contratado al Silver Point para transportar crudo entre Venezuela y Cuba.

Cubametales, con sede en La Habana, está a cargo de garantizar la totalidad de importaciones de combustibles, aditivos y aceite para lubricantes hacia y desde Cuba.

Adicionalmente, la empresa ha recibido y a contratado envíos de petróleo de Venezuela a Cuba y ha expandido sus operaciones para incluir productos de petroleros no tradicionales como combustible con alto contenido de azufre y crudo diluido.

Como parte del acuerdo original entre Cuba y Venezuela, Cubametales y PDVSA están a cargo de establecer los términos y las condiciones de las exportaciones de crudo venezolano a la isla. Éstas actualmente se mantienen cerca de los 53,000 barriles diarios, pero por años se mantuvo en un nivel cercano a los 120,000 barriles diarios, dijeron las autoridades estadounidenses.

  Comentarios