Cuba

Cuba: crece el malestar de la población ante los apagones y el silencio del gobierno

Castro advierte a los cubanos de que vienen tiempos difíciles

El ex gobernante de Cuba, Raúl Castro, advirtió el 10 de abril de 2019 a los cubanos de que la situación económica empeorará, debido en parte a la presión de Estados Unidos a Venezuela, proveedor de petróleo de la isla.
Up Next
El ex gobernante de Cuba, Raúl Castro, advirtió el 10 de abril de 2019 a los cubanos de que la situación económica empeorará, debido en parte a la presión de Estados Unidos a Venezuela, proveedor de petróleo de la isla.

Pese al compromiso del gobierno de no permitir “apagones programados” este verano, los cortes eléctricos de varias horas se están multiplicando en todo el país y provocan malestar entre la población. Pinar del Río, Artemisa, Mayabeque, Villa Clara, Cienfuegos, Camagüey, Las Tunas, Holguín y Santiago de Cuba son las provincias más afectadas.

“Pueden ocurrir averías como consecuencias de tormentas eléctricas o eventos climatológicos, pero no por falta de electricidad”, declaró una alta funcionaria de la Unión Eléctrica, Elaine Moreno, a finales del mes pasado, unas palabras que ahora están siendo recordadas por los clientes de la empresa estatal.

Las velas, los fósforos y el combustible para encender un quinqué se han vuelto productos muy demandados por estos días en las calles de la ciudad de Camagüey y otros municipios de esa provincia. Los frecuentes apagones de varias horas han hecho que muchos traten de pertrecharse para un posible recrudecimiento de los cortes eléctricos en la medida que avanza el verano.



“Hemos tenido varios apagones de unas cuatro horas cada uno, durante el día y también en la madrugada”, explica Crescencio González, residente en el reparto Guernica de Camagüey. “Cuando se va la luz de noche o de madrugada se sufre mucho porque ya no hay quien siga durmiendo con este calor y sin ventilador”, lamenta.

“En mi barrio llamamos varias veces a la empresa eléctrica a ver qué pasa pero nos dicen que son roturas aunque nadie se lo cree porque son apagones de cuatro horas, en diferentes momentos del día”, detalla González. Los apagones están ocurriendo también en Cascorro y en Nuevitas, la segunda ciudad de la provincia de Camagüey.

En la red social Twitter, varios residentes en las zonas afectadas con los cortes eléctricos han comenzado a usar la etiqueta #ReportoApagonCuba para denunciar la situación. El periodista José Raúl Gallego emplazó a las autoridades a que respondan si se trata de “apagones programados” para ahorrar combustible.

El reportero detalló este sábado que en el barrio donde reside, el Reparto Saratoga de Camagüey, estaban sufriendo el tercer día seguido de apagones. En una llamada al servicio de atención al cliente de la empresa eléctrica, una empleada explicó a Gallego que en estos momentos el circuito se encuentra “abierto por una emergencia que hay en el sistema, sin horario para restablecer el servicio”. Sin embargo, la funcionaria no supo responder a la pregunta de si se trataba de “¿la misma emergencia de ayer y anteayer?.”



Según cifras oficiales, durante el verano se destinan 400.000 toneladas de combustible al mes a las centrales térmicas del país para cubrir la demanda eléctrica que aumenta en esa época del año debido a un mayor uso de ventiladores, aparatos de aire acondicionados, además de otros consumos que se disparan con las altas temperaturas y las vacaciones escolares. El sector residencial representa el 56% de la demanda, mientras que los clientes estatales y no estatales concentran el 44%.

Cuba atraviesa por una seria crisis de liquidez que la ha obligado a recortar importaciones. Su principal aliado y benefactor, el gobierno de Nicolás Maduro, en Venezuela, ha tenido que enfrentar su propia crisis interna, por lo que redujo sustancialmente los envíos de petróleo a la isla.



Con menos dinero para comprar el petróleo a precios del mercado internacional y sin el subsidio venezolano, las autoridades hacen malabares para evitar que la isla regrese a los años en que los apagones duraban 12 horas, durante el eufemísticamente llamado Período Especial.

“Mi hijo me compró un aire acondicionado en Miami porque ya no podía más con los calores de Cienfuegos, pero he tenido que regresar a la penca [una especie de abanico]”, dice Eloísa, una anciana de 71 años que reside en Buena Vista.

“El viernes nos quitaron la luz durante siete horas y el sábado amanecimos sin electricidad. Cada vez que la quitan me acuerdo de Fidel y su revolución energética. Todo lo que tengo para cocinar es con corriente. Así que cuando se va, lo único que me queda es el pan de la bodega”, añadió.

Los cortes eléctricos también han sido comunes estos días en Pinar del Río. Varios vecinos han dicho que al llamar a la empresa eléctrica recibieron como respuesta que no había suficiente generación para abastecer a los clientes.

“¿Dónde están los paneles fotovoltaicos, las hidroeléctricas, los parques eólicos y grupos electrógenos?”, se preguntó un internauta identificado como Alexis_Cuba. El gobierno ha asegurado que trabaja para diversificar las fuentes de energía de la isla, y aspira a que el 24% del consumo del país sea cubierto por fuentes renovables en 2030.

Esta nota forma parte de un convenio entre el diario cubano 14ymedio y el Nuevo Herald.

Puedes seguirme en Facebook y Twitter. ¿Sabías que ahora puedes recibir las noticias de Cuba por WhatsApp? Envíanos un mensaje de WhatsApp con la palabra Cuba al +1 305 496 4199 para ser incluido en nuestra lista de difusión.

  Comentarios