Cuba

Díaz-Canel culpa a Trump de escasez de combustible en Cuba y anuncia medidas de ahorro

Castro advierte a los cubanos de que vienen tiempos difíciles

El ex gobernante de Cuba, Raúl Castro, advirtió el 10 de abril de 2019 a los cubanos de que la situación económica empeorará, debido en parte a la presión de Estados Unidos a Venezuela, proveedor de petróleo de la isla.
Up Next
El ex gobernante de Cuba, Raúl Castro, advirtió el 10 de abril de 2019 a los cubanos de que la situación económica empeorará, debido en parte a la presión de Estados Unidos a Venezuela, proveedor de petróleo de la isla.

Las sanciones de Estados Unidos para evitar la llegada de envíos de petróleo desde Venezuela a Cuba han provocado escasez de diésel para el mes de septiembre, aseguró el gobernante Miguel Díaz-Canel en una comparecencia televisiva el miércoles donde anunció medidas de ahorro y posibles afectaciones al transporte y cortes eléctricos.

Con inusual detalle, el gobernante dijo que desde el martes 10 y hasta el 14 de septiembre no entrará petróleo a la isla. El día 14 llegará un buque con combustible. “El próximo embarque llega a fines de septiembre”, dijo.

El gobernante aseguró que la situación era coyuntural. “La buena noticia es que los contratos de octubre están negociados”.

No obstante, Díaz-Canel dijo que el gobierno disminuirá o paralizará actividades económicas y ajustará los horarios laborales para ahorrar diésel, el combustible que se utiliza para dar electricidad en los horarios de mayor demanda e intentar evitar los cortes eléctricos.

“Si tenemos que apagar lo informaremos”, dijo, “pero nunca serán las horas ni la intensidad del Periodo Especial”.

La crisis en Venezuela y más sanciones del gobierno de Estados Unidos han arrastrado a la isla al borde de un nuevo “Período Especial”, la crisis económica en los años noventa que muchos cubanos recuerdan por la escasez de alimentos, la paralización del transporte y largos cortes eléctricos.

Díaz-Canel dedicó varios minutos a asegurar que la situación no era similar al Periodo Especial porque el país produce petróleo para cubrir el 40 por ciento de la demanda interna, tiene una fuerte industria turística y tiene socios inversionistas en la Unión Europea, China y Rusia. Pero una y otra vez se refirió a la crisis económica de los 90 como un “valioso arsenal” de soluciones para enfrentar “difíciles circunstancias junto al pueblo”.

Desde julio, la escasez de gasolina y los apagones se hicieron más evidentes en la isla. En agosto, el gobierno racionó la venta de gas licuado.

El ministro de energía, Raúl García, aseguró que el abastecimiento del gas licuado y el gas natural no estaban afectados. Mientras tanto, el ministro de economía aseguró que las gasolineras tendrían diésel a su disposición. El ministro de transporte dijo que se disminuirá la frecuencia de trenes y ómnibus.

Díaz-Canel dedicó cerca de 20 minutos a culpar a la administración de Donald Trump y a Estados Unidos por la escasez de combustible. El gobierno estadounidense, dijo, tiene un plan “genocida, vulgar... para afectar la calidad de vida del pueblo, acusar al gobierno de ineficacia... provocar un estallido social...y arrancarnos concesiones. políticas”

“Apelan también al chantaje. Han enviado mensajes, nos proponen una posible reconciliación a cambio de…echar a la basura 60 años de Revolución Cubana”, dijo. “Trump ha fracasado en su intento de derrocar a la revolución bolivariana y eso lo ha llevado a ensañarse con Cuba”.

Las relaciones entre Estados Unidos y Cuba se han deteriorado luego de que el gobierno de la isla dejara claro que continuaría apoyando a Nicolás Maduro, a quien Estados Unidos y más de 50 países ya no reconocen como legítimo presidente de Venezuela. Estados Unidos acusa a Cuba de dar apoyo de inteligencia y seguridad que han sido determinantes para mantener a Maduro en el poder.


En particular, la administración de Trump está determinada a entorpecer los envíos de petróleo venezolano a la isla, ofrecidos a precios subsidiados gracias a un acuerdo firmado por Hugo Chávez y Nicolás Maduro. La caída en picada de la producción de petróleo por PDVSA, que apenas produjo 712,000 barriles diarios, así como las sanciones a compañías navieras que participen en los envíos parecen estar detrás de las medidas anunciadas el miércoles.

Se estima que Cuba aún recibe entre 35,000 y 55,000 barriles diarios de Venezuela, pero necesita al menos 130,000 barriles para cubrir la demanda interna.


En abril, Raúl Castro, quien dejó el poder a Díaz-Canel en el 2017 pero se mantiene al frente del Partido Comunista, advirtió a los cubanos que se prepararan para “tiempos difíciles”.

Ante una audiencia compuesta de ministros y altas figuras del gobierno y el Partido Comunista, Díaz-Canel terminó el programa televisivo con la frase “son tiempos de Patria o Muerte”. Luego vinieron los aplausos.

Siga a Nora Gámez Torres en Twitter: @ngameztorres

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios