Cuba

Periodistas denuncian censura y piden libertad de prensa en Cuba

Un agente de la seguridad cubana le cubre la boca a un disente que protestaba en La Habana por el Día internacional de los Derechos Humanos. Archivo.
Un agente de la seguridad cubana le cubre la boca a un disente que protestaba en La Habana por el Día internacional de los Derechos Humanos. Archivo. AP

Medio centenar de periodistas cubanos han publicado una declaración para denunciar la censura que impera en la isla y los peligros a los que se ven sometidos quienes trabajan en la prensa independiente.

El texto, publicado en el sitio de movilizaciones y peticiones en línea Avaaz, denuncia que los comunicadores son frecuentemente detenidos, allanadas sus viviendas y confiscados sus equipos de trabajo. Además están expuestos a “acoso físico y digital, hackeo de cuentas personales, bloqueo y ataques cibernéticos contra sitios digitales, amenazas de prisión e intimidación a familiares”, entre otros mecanismos de censura.

Los periodistas se enfrentan en la isla a prohibiciones de salida del país y campañas de difamación orquestadas desde la prensa oficial, agrega la declaración.

El texto precisa que en la actualidad existe una hostilidad creciente hacia la prensa independiente y pone como ejemplo el encarcelamiento del periodista de Cubanet Roberto Jesús Quiñones Haces, condenado a un año de privación de libertad por un delito construido por la Policía política cubana.

“No podemos permitir que ocurra otra Primavera Negra como la de 2003”, dijeron los periodistas, recordando el encarcelamiento de decenas de periodistas independientes y activistas de derechos humanos que fueron condenados a penas de hasta 20 años de cárcel por ejercer de comunicadores.

Los firmantes denunciaron que las leyes vigentes en la isla amparan la persecución de periodistas. La Ley de reafirmación de la dignidad y soberanía cubanas (Ley 80) y la Ley de protección de la independencia y la economía de Cuba (Ley 88), de 1996 y 1999, respectivamente, constituyen las amenazas más serias contra el libre ejercicio de la presa y la expresión, explica el documento.

“Cuando permitimos que el relato de un país se construya desde un único punto de vista, laceramos su memoria histórica y, a largo plazo, su identidad cultural”, agregan los periodistas.

“Defender el derecho a contar historias diversas sobre quiénes somos hoy, a ejercer un periodismo que devele la realidad del país a partir de su complejidad, significa defender incluso el derecho de las generaciones futuras a saber de dónde provienen. Resultaría inmoral legar una mentira, una verdad a medias o una caricatura de nuestro presente”, concluye el texto.

Los comunicadores cubanos han abierto una recogida de firmas en AVAAZ.org para que aquellas personas que estén interesadas en apoyar la declaración puedan sumarse. Hasta el momento la declaración cuenta con más de 300 respaldos.

  Comentarios