Cuba

Opositor cubano José Daniel Ferrer cumple un mes detenido en paradero desconocido

El opositor cubano José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), continúa incomunicado y en paradero desconocido más de un mes después de su detención en Santiago de Cuba (oriente), denunciaron miembros de la organización disidente, que pide pruebas de vida al Gobierno de la isla.

Ferrer fue detenido sin que se le comunicaran los motivos el pasado 1 de octubre junto a otros cinco disidentes durante una redada policial en la sede de Unpacu y no se tienen noticias suyas desde que su esposa, Nelva Ortega, lo viera brevemente hace 29 días.

Dos de los cinco activistas apresados junto a Ferrer fueron liberados 72 horas después de su detención. Aún siguen privados de libertad Fernando González, José Pupo y Froilán Zárraga, de los que tampoco se tienen noticias hasta el momento.

“Sin visitas, sin derecho a llamadas telefónicas, sin derecho a un abogado, sin que se les notifique acusación formal, sin que se conozcan sus paraderos. Son inocentes. Exigimos su inmediata liberación”, denunció en Twitter el portavoz de la organización, Carlos Amel Oliva, con quien Efe trató de comunicarse sin éxito.

En una reciente conversación telefónica, Oliva dijo que las autoridades policiales comunicaron a la esposa de Ferrer que la Fiscalía ordenó mantener a al opositor en “prisión preventiva” por un delito de “peligrosidad”.

Agregó que, en su opinión, al líder de la Unpacu “le están fabricando un delito común” con una acusación por supuestas lesiones infligidas a un activista de Unpacu, que sufrió un accidente de tráfico y acudió a un hospital.

“Es una farsa judicial que están montando utilizando a agentes que estaban infiltrados en las filas de Unpacu”, afirmó el portavoz de la organización disidente.

Varias instituciones internacionales y personalidades se han sumado a una campaña por la libertad de Ferrer y el resto de los opositores detenidos.

El Alto Comisionado de Derechos Humanos de Nacionales Unidas pidió el pasado martes 29 una “acción urgente” al Gobierno cubano “para localizar al señor Ferrer y proteger su vida e integridad personal”, y exigió “informar a los familiares (…) sobre su suerte y paradero”.

El pronunciamiento de la ONU se produjo en respuesta a la denuncia sobre el caso de Ferrer presentada por la ONG Prisoners Defenders ante el Grupo de Trabajo sobre las Desapariciones Forzadas o Involuntarias de ese organismo multilateral.

También la Organización de Estados Americanos (OEA), Amnistía Internacional (AI) y el Gobierno de Estados Unidos han pedido a La Habana que libere “sin condiciones” al opositor.

La encargada de negocios de la Embajada estadounidense en Cuba, Mara Tekach, señaló en un vídeo publicado en los perfiles oficiales de la misión que su país “condena enérgicamente esta inadmisible detención” y reclamó que “se dé a conocer de inmediato” la ubicación del líder disidente.

Los familiares de José Daniel Ferrer han pedido repetidamente al Gobierno del presidente cubano Miguel Díaz-Canel noticias sobre la salud y el paradero del activista, sin recibir respuesta.

La semana pasada, Nelva Ortega, esposa de Ferrer, fue detenida durante unas horas en la ciudad de Santiago de Cuba por protestar públicamente, acompañada de tres de los hijos del opositor -uno de ellos un bebé de cuatro meses-, y exigir su liberación.

“Mi padre José Daniel Ferrer está desaparecido y le exigimos a la dictadura Castro-Canel #FeDeVida y #Libertad inmediata”, escribió este viernes en Twitter una de las hijas, Martha Beatriz Ferrer.

José Daniel Ferrer García fundó la Unpacu en 2011 tras su liberación con una licencia extrapenal como parte del “Grupo de los 75” disidentes condenados a largas penas durante la ola represiva en marzo de 2003, en su caso por ser uno de los promotores del Proyecto Varela, liderado por el fallecido disidente Oswaldo Payá.

El Gobierno cubano, por su parte, considera a los disidentes “contrarrevolucionarios” y “mercenarios” y no reconoce tener a ningún preso político en sus cárceles.

  Comentarios